Clapper txt_Eugenia Michiels

Con viento y lluvia comenzó la Crack Bang Boom a orillas del río Paraná. Las actividades se distribuyeron entre el Centro de Expresiones Contemporáneas, el Galpón de la Música y el Galpón de las Juventudes, más una carpita blanca que se tambaleaba por el viento y guarecía los stands de fanzines de artistas locales.

La octava convención de historietas se destaca por sus charlas y talleres de artistas internacionales, como Frank Miller, un ícono del cómic que se presenta por primera vez en Rosario con sus trabajos. Pero la Crack Bang Boom no sólo está destinada a ser un ciclo de charlas, destaca sobre todo el interés de la audiencia por la mercadería que se puede conseguir en sus stands.

Tanto en el CEC como en el resto de los galpones, se puede visitar una variedad enorme de stands con material inédito, colecciones exclusivas y objetos importados. Desde colecciones de manga o cómics de tapa dura con papel de celulosa, posters y llaveros, hasta tazas de Marvel y DC, muñecos, figuras de acción y juegos de cartas.

La variedad de opciones de historietas también es destacable, no todo es cómic o manga, también hay Yaoi, Yuri, Hentai, fanzines, libros ilustrados para chicos, libros ilustrados para adultos, ediciones inéditas de los superhéroes más populares y mucho más.

La locura por estos productos y por el mundo de las historietas también alcanza a los más chiquitos. No faltan los nenes vestidos de Batman o Spiderman, acompañados de sus papás y visiblemente emocionados ante la perspectiva de conseguir sus cómics favoritos en su versión física.

Pero para que vean mejor de qué estamos hablando acá les presentamos una galería de fotos de lo que fue el primer día de la Crack Bang Boom, un evento que durará hasta el Domingo 15 con una entrada accesible de $120 por día.

DEJA UNA RESPUESTA