No cabe duda que la aparición de la tecnología fue un gran avance para nuestra sociedad, pero también hay que destacar que tiene sus consecuencias. Por ejemplo, El síndrome FOMO, que es la rara sensación de “perderte algo” en las redes sociales, te hace sentir que tu vida no es tan interesante como la de las otras personas. Además, también existe la “nomo-fobia” que es el miedo a salir de la casa sin el teléfono móvil, o el “tecno-estrés” que es la necesidad de adquirir nuevas tecnologías que salen al mercado.

La hiper-conexión, síntoma de infelicidad

En los últimos años, psicólogos han descubierto que estas patologías asociadas a la tecnología causan infelicidad. “Desconectados” se trata de jóvenes que prefieren dejar de lado sus smartphones, tablets o computadoras para acercarse a la realidad cotidiana y demostrarnos que no son indispensables para nuestras vidas. Esto no quiere decir que van a dejar de usar celulares, sino que le van a dar otro uso, es decir, sólo lo van a utilizar para mensajes de textos y llamadas.

Ellos quieren lograr que la tecnología no sea un impedimento a la hora de mirar a los ojos cuando hablas con alguien que tenés enfrente, que los saludos de cumpleaños ya no sean mediante Facebook, Twitter o Whatsapp, sino que te tomes el trabajo de llamar a la persona o ir a tocarle el timbre de la casa y darle un abrazo, simplemente, que las cosas sean más reales y genuinas. Una de las características de esta tribu es que no utilizan la hiper-conectividad para comunicarse, pero sí para informarse. Ahora que ya sabés sobre esta nueva tribu: ¿Te animarías a ser un “desconectado” más?

DEJA UNA RESPUESTA