Clapper txt_Luciana Marioni_Feb_2018

Como ya sabemos, cada 14 de Febrero se festeja San Valentín; la tradición proviene de la Iglesia Católica que en el Siglo XIV nombra a este Santo como patrono de los enamorados. Durante el SXX, esta creencia adquiere mayor popularidad y con el tiempo se transforma en un día muy especial para el que puede compartirlo con su media naranja. Abundan los regalos, las cenas románticas y en las redes sociales las fotos y dedicatorias un tanto empalagosas. Pero… ¿puede reducirse sólo a esto el concepto del amor?

Desde la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario suben la apuesta amorosa y para celebrar organizan “Las vueltas del amor”. Cuatro (4) días en los que el amor y el desamor se expresarán mediante el lenguaje artístico, en varias locaciones de la ciudad. Le preguntamos a Diego Moset, cuál es el punto de encuentro entre el arte, la pasión y el amor y nos da una respuesta breve, pero intensa: la revolución.

En Clapps! Compartimos la charla que tuvimos con Moset a cerca del evento y por supuesto del amor!

Clapps!_ ¿Cómo surge la idea de celebrar el día de los enamorados desde el área de Rosario Cultura? ¿Ya se había hecho algo similar antes?

Diego Moset_ Cada año pensamos los meses de verano como un verdadero desafío. Este 2018 vino cargadísimo de propuestas culturales para la ciudad. Desde los carnavales (trabajamos en varios clubes de barrio con talleres y armado de comparsas), hasta la posibilidad de armar ciclos de teatro en plazas y parques. Desde la Secretaría de Cultura y Educación, vimos en la semana de los enamorados una gran oportunidad de comunicarnos entre todos. Con pasión y también con alegría; con los artistas y con los enamorados, con las historias de amor inconclusas o futuras. Con la ciudad como escenario. Tuvimos experiencias en el ámbito de lo público, y en esta oportunidad además sumamos a las organizaciones que trabajan en el Distrito y a los Centros Comerciales, como el “Paseo del Siglo”.

Clapps!_ ¿Cuál es el concepto de amor que plantean?

Diego Moset_ Pensamos en el amor como comunicación, como revelación. Como una puerta que se abre entre los ciudadanos, una oportunidad para conocernos. Para ser otros por un rato y dejarnos modificar. El amor como camino y como construcción. Todo esto, me refiero a la vida, tiene sentido si uno se deja modificar por el otro…no verlo como enemigo sino como disparador de algo nuevo. Un poco lo contrario a aquello de “el infierno es el otro” que tan brillantemente decía Sartre. En este Rosario del SXXI los que gestionamos cultura pensamos que “la oportunidad está en el otro”.

Clapps!_ ¿Qué va a tener de diferente esta celebración de San Valentín con respecto a los festejos tradicionales?

Diego Moset_ Va a tener muchísimo de diferente. Por un lado, como el amor también es dark, nos pensamos bien lejos de la estética naif. El amor también mata y muere, también tiene que ver con los olvidados, los sin palabra y los no correspondidos. El amor también está en el borde, en la noche oscura e inconfesable. Por ello estas jornadas de festejo cultural las pensamos más parecidas a otras celebraciones latinas, con la muerte y el ritual presentes. Enamorar es celebrar la vida y la muerte también.

Clapps!_ ¿Cómo seleccionaron las intervenciones artísticas que se van a llevar a cabo en “Las vueltas del amor”?

Diego Moset_ Las intervenciones las seleccionamos por todo lo que vamos aprendiendo durante el año de trabajo en la Gestión Territorial de Cultura. Porque el equipo que la produce tiene además formación artística y social, ya que durante estos últimos años trabajamos mucho en espacios culturales que se desarrollan en los barrios y en diferentes territorios; con artistas urbanos y visitantes, con jóvenes talentos, con expresiones de lo más diversas dentro de la danza, lo audiovisual, lo musical. Recibimos proyectos de artistas y colectivos durante todo el año y vamos pensando cómo darles forma, en conjunto a los vecinos que se acercan a los Consejos Barriales de la ciudad.

El elenco de bailarines y actores está integrado por: Abigail Gueller, Abigail Nant, Renzo Cremona, María Caila, Ma. Rosa Mogniaschi, Sonia Irene Herrera, Mercedes Bryndum, Marcos Ramos y Amalia Aguirre (coordinación a cargo de Natalia Pérez). Los músicos son: dúo Chochi Duré, Omar Amor, Andrea Bertoldo, Andrés Campos, Vero Marchetti y Martín Albano trío. Participa el equipo área de Cultura Distrito Centro “Antonio Berni”.

“Las vueltas del amor”, actividades que seducen

Miércoles 14 de Febrero
-Lectura de poemas y dispositivo sonoro. Un recorrido para dejarse llevar por el sonido de las palabras en su idioma original, mientras se acomodan en los bancos de la plaza. De 9 a 13, en Plaza Pringles (Pte. Rocca y Córdoba).

-Centro Comercial a Cielo Abierto Paseo del Siglo. Uní corazones recorriendo los locales y encontrá tú otra mitad. Los comercios tendrán regalos y sorpresas. De 18 a 20 (Paraguay, Bv. Oroño, San Lorenzo y Rioja).

Jueves 15 de febrero
-Multi cine bajo las estrellas. Los edificios como pantallas urbanas gigantes que proyectarán las mejores películas de amor para compartir con vecinos, amigos o amores. A partir de las 20, por calle Buenos Aires, desde Montevideo hasta San Lorenzo.

Viernes 16 de febrero
-Intervenciones Teatrales. Invitan a revivir escenas de los clásicos de la literatura romántica. De 19 a 21, por Entre Ríos, desde Tucumán hasta San Juan.

Sábado 17 de Febrero
-La ruta de la serenata. Música desde los balcones del Casco Histórico. De 19 a 21, por calle Sarmiento, de Tucumán a Mendoza.

Todas las propuestas son libres y gratuitas. El recorrido se puede hacer caminando o en las bicis públicas, con la compañía que más les guste o solos.

Para Diego Moset el encuentro del espectador con las intervenciones artísticas será con un espejo, con un caleidoscopio, con un laberinto que es la ciudad. El que pase y vea seguramente encontrará en la escena pedazos de sí mismo. Uno cuando se enamora no lo hace necesariamente de la otra persona…tal vez uno se enamora de la imagen que ella representa, o lo que es más complejo: de uno mismo en esa situación. Por eso es un espejo, pero la literatura también nos ha enseñado que el espejo a veces distorsiona y crea universos. Desde Alicia hasta Cortázar, desde Tim Burton hasta Dolina. La literatura deja reflejos que estallan en mil pedazos, como un caleidoscopio que refleja detalles locos. Eso verá el espectador (cuando llegue a su casa) perdido en el laberinto de una ciudad esponja, como sin dudas es Rosario.

Animate a vivir un día de los enamorados diferente, apto para todo público (no solo para los que tienen compañía), con una mirada más profunda, que ve en el amor nuevas oportunidades y caminos que pueden transformarnos. Que este 14 de Febrero sea un día para reflexionar y encontrarnos a nosotros mismos, perdonarnos y amarnos para poder dar verdadero amor a los otros.

DEJA UNA RESPUESTA