Si sos mujer alguna vez viviste una de estas situaciones a la hora de tomar un taxi: entrar en pánico cuando el tachero cambia de recorrido, sentirte incómoda cuando el conductor te hace preguntas inadecuadas, revisar si la traba de la puerta está puesta o es automática, llamar a una amiga (o fingir llamar a una amiga) para que el tachero sepa que estás acompañada; y sigue así hasta el infinito. Si sos mujer cuando pediste un taxi, el taxi llegó y la taxista era mujer sentiste, por sobre todo: alivio.

No es fácil ser mujer en el siglo XXI, como tampoco fue fácil desde el principio de los tiempos. Es menos fácil ser mujer cuando estás a merced de una persona que te lleva en su auto, más de noche, cuando las calles están vacías. Es por esto que existe She Taxi, una app que te asegura que tu conductor sea una mujer. Desde Clapps! hablamos con María Eva Juncos, la creadora de esta aplicación que promete seguridad y una nueva forma de cuidarse entre mujeres.

¿Cómo funciona?

Usar esta app es fácil. Te creás una cuenta utilizando el correo electrónico y ya estás registrado. A la hora de pedir el taxi es preciso activar la localización del celular para aparecer ubicado en el mapa, clickeás el botón de “Pedir un taxi” e inmediatamente la app se pone a buscar el taxi más cercano. Una vez localizado, el dispositivo te provee de información sobre la taxista: nombre, patente y chapa; y calcula el tiempo estimado en que llegará el taxi.

Inclusive, She Taxi agrega un aspecto innovador a la app: la posibilidad de enviar audios. Esta herramienta sirve para que la taxista pueda comunicarse con la pasajera o viceversa.

María Eva cuenta que los audios tuvieron un recibimiento 100% positivo: “Esta herramienta es buenísima porque se activa desde que vos pedís el taxi hasta cuando ambas partes terminan el recorrido. Entonces cuando yo acepto un viaje, y sé que estoy lejos, enseguida le envío un audio a la pasajera diciéndole que voy a demorar en llegar; y siempre te responden: ‘okey’, ‘dale, te espero’, ‘sí, no hay problema’”.

She Taxi no se queda ahí en el aspecto de innovación, también cuenta con un extra de cinco minutos una vez finalizado el viaje, donde la app sigue funcionando por cualquier eventualidad: el olvido de algún objeto personal, la necesidad de que el taxi vuelva, por alguna emergencia, etc. Su creadora asegura que este es el aspecto que más elogios recibió.

Una respuesta a una necesidad

She Taxi surgió como una respuesta a una necesidad latente. La necesidad de seguridad por parte de las conductoras y de las pasajeras. María Eva nos contó que la idea surgió “a través de tantos años de escuchar a la pasajera, la implementación de aplicaciones y la necesidad de captar más trabajo”, en respuesta a un fin común: brindar seguridad.

La creadora de esta aplicación supo ver el problema, captar la necesidad, y encontrar una solución. Contrató a un ingeniero y creó una aplicación a medida. María Eva creó una comunidad en las que ambas partes encuentran el apoyo y la seguridad a la hora de relacionarse con esta forma de movilidad que es el taxi.

Asegura que She Taxi “trata de crear un ambiente donde los códigos de respeto vuelvan a ser prioridad, el ‘buen día’, el ‘buenas tardes’, el ‘te espero hasta que entres’”. Incluso, María Eva dice que en los lugares de mayor conflicto se pega una vueltita para reconocer la zona y avisarle a la pasajera que puede salir segura de su casa para tomarse el taxi.Esto es lo que vale, esto es lo que hace a She Taxi una aplicación que brinda seguridad y confianza a las mujeres en tiempos donde sólo el hecho de salir a la calle es un conflicto.

El futuro del proyecto

La respuesta a este fenómeno fue increíble. Unas 50 taxistas se encuentran registradas hasta este momento en la app y alrededor de 15 de ellas trabajan todos los días con la aplicación. Las pasajeras también tuvieron una reacción positiva: “nos esperan, de noche sobre todo; nos esperan y están chochas” dice la creadora de She Taxi.

María Eva asegura que falta un 50% de lo que va a ser la aplicación, la cual tiene mucho futuro, y ella tiene muchas ideas para terminar de armar un producto que se amolde acorde a las necesidades de las taxistas y las pasajeras.

She Taxi y la compatibilidad con los dispositivos

En este momento She Taxi es compatible con Android e iOS. En un futuro la idea es expandir el alcance a Windows Phone, a pesar de no ser una tecnología que sea tendencia. Pero, antes de que eso suceda, María Eva asegura que el proyecto se tiene que centrar en el buen funcionamiento de la app y en su expansión a distintas ciudades del país, ya que la demanda es enorme.

A fin de este mes She Taxi comenzará a funcionar en Córdoba, gracias al pedido desde esa ciudad por las redes sociales. “La idea es expandirse, donde quieran She Taxi, She Taxi va a estar” asegura María Eva Juncos. Y eso se lo agradecemos, sobre todo la posibilidad de movilidad segura que le brinda a las mujeres. En los tiempos en que nadie nos cuida, es preciso cuidarnos entre nosotras.

DEJA UNA RESPUESTA