Cuando hablamos de moda no siempre tenemos que pensar en ropa y/o zapatos. La moda es la tendencia de algo tanto material, prácticas/ acciones de distintos tipos y de hasta de lugares. Justamente, detengámonos en el último ejemplo. En los últimos años, Tailandia se ha convertido en un lugar de moda, y con ello se ha desatado una enorme fiebre mundial por conocer a dicho país, junto con sus alrededores. ¿Por qué? Dicho boom puede explicarse porque en general el Sudeste Asiático ofrece un combo imbatible: cultura exótica, paisajes increíbles y precios regalados.

Particularmente, cuando decimos Tailandia pensamos muchas veces que se trata de un destino casi imposible de alcanzar. Eso ha pasado a ser una especie de mito, ya que si bien hay que disponer de un poco de dinero (¡por supuesto!) no es, bajo ningún aspecto, un lugar inaccesible.

Cifras del año 2016 en Vietnam, marcan un número de 10 millones de turistas, 26% más que el año anterior. Es que, como dicen quienes han ido, la visita a este rincón del continente sólo exige avidez de nuevas experiencias, tiempo disponible y espíritu intrépido. Porque, como hemos dicho, si hablamos de dinero es todo muy barato.

Los lugares más visitados

Los destinos más populares del Sudeste Asiático son Vietnam, Tailandia y Camboy, y en general, el punto de partida es Bangkok, Tailandia.

Bangkok es una ciudad de contrastes, hay modernos centros comerciales, bares y templos. Es de los principales atractivos turísticos por sus santuarios budistas y el imponente Gran Palacio. Uno de los templos más visitados de la ciudad es el Wat Traimit (Templo del Buda de Oro), que alberga una estatua de Buda hecha de oro macizo, que mide 3 metros de altura y pesa 5,5 toneladas.

Otro de los lugares más representativos de Bangkok es el Wat Pho, el Templo de Buda Reclinado. En el interior de éste se puede contemplar una colosal estatua de Buda recubierta de pan de oro, tan grande (46 metros de longitud y 15 de altura) que parece llenar por completo la estancia en la que se encuentra.

Otra de las actividades casi obligatorias para cualquiera que pase unos días en Bangkok es visitar alguno de sus mercados. Dicen que los más frecuentados por los turistas son el Sunday Market de Chiang Mai, y el mercado de fines de semana, el famoso Jatujak, con más de diez mil puestos en los que venden de todo.

Muchos de los turistas prefieren terminar sus viajes en la playa, como modo de descanso. Koh Samui es justamente una parte de la costa este de Tailandia, un paraíso hecho playa. Se trata de la tercera isla más grande del país, a la que se puede llegar en avión, entre otros medios, ya que tiene su propio aeropuerto.

DEJA UNA RESPUESTA