Bicimensajería, submundo en dos ruedas

Una nueva subcultura emerge en Rosario con espíritu libre, ecológico, cargado de buenas vibras y mucho pedaleo. En esta nota te contamos todo sobre esta nueva movida, a través del bicimensajero Lucas Meme Bruno, creador de Bicimensajería Camorra.

Clapper txt_Victoria Rotemberg_Dic_2018

El boom de las bicicletas en Rosario se vuelve cada vez más fuerte, incentivado además por diferentes actividades y espacios de recreación que ofrece la municipalidad. Pero su uso no se reduce meramente a un simple medio de transporte. Así como te contamos sobre el Bicipolo, esta vez te invitamos a inmiscuirte en el mundo de la bicimensajería. En Clapps! hablamos con Lucas Bruno, más conocido como Meme, quien descubrió así su gran vocación. ¿Querés saber más sobre esta subcultura que se instala en la ciudad? Ponete cómodx para leer esta nota.

El trabajo de Meme apareció como una posibilidad en su vida luego de haber conocido el Bicipolo. Pagar impuestos, buscar una llave y socorrer a alguien que quedó encerradx porque se llevaron la suya, ir al supermercado y “hasta una mini mudanza de un pibe que no quería ver más a la ex”, son algunos de los servicios que presta.

Bicimensajería, subcultura internacional

La historia de la bicimensajería a nivel mundial se remite a mediados del siglo XIX. En 1870, el servicio era bastante utilizado por la Bolsa de París. 20 años más tarde, Western Union hacía lo propio en Estados Unidos. Así fue ganando terreno, al punto de convertirse en una subcultura para quienes realizan este trabajo. “Sin Frenos”, por ejemplo, es una peli que relata el día a día de los bicimensajeros que circulan en Nueva York, con sus bicicletas de piñón fijo (del estilo Fixies). En YouTube también puede verse el documental “Pedal” de Peter Sutherland. Este año, también se pudo disfrutar de una de las tradicionales carreras de bicimensajería a través de la precuela de Tomb Raider que se realizó, donde Alicia Vikander interpreta a una joven Lara Croft bicimensajera.

Como en Rosario la bicimensajería está apenas comenzando, Meme tuvo que aggiornarse de modo online. “Se me ocurrió buscar por internet, vi que es conocido en otros lugares”, relató. El joven es jugador de Bicipolo, y a partir de allí se internalizó con “el mundo del piñón fijo”, donde el tipo de bicicleta es distinto al que se utiliza en el deporte. Ante ello, explicó: “Son las bicis que usamos los bicimensajeros, donde para frenar tenés que hacerlo con los pedales porque estás todo el tiempo girando. Desde los años 90 se utiliza este tipo de bicicleta para este trabajo”. La bicimensajería, nos contó, apareció como una gran alternativa ante el caótico tránsito que enlentecía los trámites y otras obligaciones en las grandes urbes extranjeras.

Bicimensajería, servicios por doquier

Te llevo lo que sea”, afirmó Meme. “Una cosa que me suelen pedir mucho son llaves de la casa porque alguien quedó encerrado, entonces voy”, recordó. A su vez, en sus dos ruedas acumula millones de anécdotas. “Una vez tuve que hacer una mini mudanza de un pibe que no quería ver más a la ex, le tuve que llevar todas las cosas a la chica”, nos contó entre risas. En fin, hace “lo que la gente necesite”.

Por este motivo, acaba de sumar un nuevo servicio. “Ahora hago arreglos, reparaciones menores a bicicletas. Puede ser en el domicilio, en el trabajo, o si estás en la calle y se te pinchó la rueda, se te rompió la cadena, no te frena la bici, o lo que sea que suceda, me llamás, voy y la arreglo”, detalló.

Bicimensajería, pasión en dos ruedas

“La bicicleta es todo para mí. Descubrí que quiero esto para mi vida. Está buenísimo que me paguen por hacer lo que me encanta”, destacó Meme. A diferencia del reparto para reconocidas empresas de delivery, el joven manifestó la importancia de su trabajo de manera particular ya que no siente precarización ni explotación de ningún tipo, cuestión por la que varias empresas fueron duramente criticadas.

Lo que yo hago lo definiría como mensajería artesanal”, mencionó. “Para gente como nosotros que amamos la bicicleta, es el trabajo soñado”, concluyó. ¿Tenés alguna obligación que cumplir y no llegás con el tiempo o no tenés ganas? Contactate vía Facebook o Instagram con Bicimensajería Camorra, que, a través de Meme, está dispuesta a darte una mano, o un pedaleo.