Chimo comienza su historia en Rosario en 2015 como el proyecto en solitario de Emiliano Ponzelli, que luego de años de producir e integrar otras agrupaciones locales (entre ellas Los Codos, Nausicaa, El Gran Diamante, Parque Cinético y Sistema de Sonido Descontrol), decidió poner en el centro su rol de cantante y melodista.

“Manantial” es su primer disco, editado en 2015 a través de Polvo Bureau. Consta de 8 tracks de pop ensoñador en el que conviven la tecnología vintage con la psicodelia.

El 17 de octubre pasado se lanzó digitalmente “Yunga”, el 2do álbum de Chimo, sucesor del celebrado “Manantial”. Pensado como un disco más orgánico y grupal, “Yunga” cuenta con 7 canciones que merodean entre la indietrónica y el pop de autor. Las máquinas de ritmo del viejo casiotone regresaron al placard y las baterías orgánicas y los sintetizadores se encargan esta vez de vestir las melodías cada vez mas refinadas de Emiliano Ponzelli, quien encuentra en Yunga el equilibro justo entre canción y experimentación sonora.

Hoy Emiliano Ponzelli está acompañado por Germán Bertino, Diego Picech, Fede Toscano y Valentín Prieto. Ellos son Chimo.

Sobre finales de 2017 Chimo cerró uno de los escenario de la edición 2017 de Otro Río Festival en un Teatro Príncipe de Asturias colapsado. Con menos de 3 años de vida, Chimo editó dos notables discos de neo pop de vanguardia y compartió shows con los artistas más destacados de la escena indie nacional, como Mi Amigo Invencible, Nunca Fui a Un Parque de Diversiones, Telescopios, Diosque, Francisca y Los Exploradores, Hiroshima Dandys y Un Planeta, así como varios de los representantes de la renovación pop local: Mi Nave, Queridas, Aguaviva, Prima Limón, Juan Pelayo y Jimena Dominguez.

Diosque

Juan Román Diosque partió desde Tucumán hacia Buenos Aires, trabajó en una oficina a tiempo completo, después a medio tiempo, para luego dedicarse a la música. En breve se convirtió en un artista inclasificable. Daniel Melero, el padre de la escena under argentina, lo produjo en su primer disco “I can cion” (2007), editado Sony. Luego le siguió “Bote” (2012), disco físico que sólo editó el sello peruano Plastilina Records. La placa fue doble y trajo un segundo disco con remixes, “Brote (remixes)”, que puede escucharse en Bandcamp.

Diosque publicó en formato digital y mediante el sello chileno Quemasucabeza otro álbum titulado “Constante”, en 2014. Ahora presenta una nueva obra titulada “Llanero”. En esta oportunidad, el trabajo sugiere una estructura que ya había sido ensayada en discos anteriores, pero pareciera profundizada: las composiciones recorren la canción como esqueleto, y luego se abren hacia la experimentación con la cultura sonora mainstream, la cual se va deconstruyendo hasta alcanzar la impronta sincrética característica de este artista.

El resultado es un disco tan eléctrico como folklórico. “Toca mis huesos”, junto a Julieta Venegas se convirtió en una de las gemas de este trabajo. “Es una canción que grabamos con Julieta Venegas y apreciamos mucho. El primer acercamiento con Julieta fue a través de twitter, ella escribió en su cuenta recomendando mi disco “Constante” para todos los días de la semana. Para mi obviamente fue una sorpresa impresionante. Enseguida le escribí por ese mismo medio y un tiempo después surgió la idea de grabar el tema juntos, y salió! Admiro mucho su estilo y trabajo”, dice Diosque.