Clapper txt_LUCAS CALOMINO_Ago_2019

Los inventos de la ciencia nos permiten tener un mejor estilo de vida, y desde el año 2000 en adelante se produjo un gran avance en este aspecto. Sin embargo en algunos casos, el perfeccionamiento de ciertos elementos hizo que se utilicen para hacer el mal en reiteradas ocasiones. Los diferentes países, más precisamente aquellos que tienen a diario enfrentamientos con otras naciones, vieron la posibilidad de sacar ventaja en las contiendas a través de diversos inventos. De esta manera, con el paso del tiempo las guerras fueron variando, ya que las herramientas para el combate se fueron incrementando y mejorando cada vez más.

Sin embargo, en el año 2019 cuando se parece que ya tenemos todo y que los creadores o técnicos no pueden ir mucho más allá de lo que ya está presente, surge la sensación de que todo va a seguir en un cambio constante. Esto, va a afectar de igual manera a los sitios en los que haya luchas armadas, dejando una gran incertidumbre de cómo serán las guerras en un futuro.

Guerras del futuro, asoma la robotización. Estados Unidos y China

La robótica en las guerras ya apareció hace décadas atrás y se dio en batallas trascendentales tales como la Segunda Guerra Mundial como también en la Guerra Fría. Pero en esta ocasión, el margen de utilización aumenta muchísimo más ya que en los últimos años se ha perfeccionado dicho tema. La competencia está claro que viene de la mano de dos líderes mundiales: Estados Unidos y China, compitiendo año tras año para ver quién supera al otro.

Estados Unidos invirtió en el año 2018 más de 1000 millones de dólares para la creación de robots capacitados para pelear, y no sólo servirían para eso, sino que también ayudarían a las personas que sufran lesiones, siendo de esta manera una especie de médicos. “Mi estimación personal es que los robots jugarán un rol significativo en el combate dentro de una década o una década y media”, dio a conocer el medio Clarín a través de las declaraciones de Mark Milley, jefe del ejército de la potencia norteamericana, en una audiencia del senado.

Guerras del futuro, ONG Pax

Sin embargo, China y Rusia también se inclinan en este aspecto para mejorar de alguna manera su armamento. Incluso, lo han hecho con robots terrestres, marítimos y hasta aéreos. Supuestamente, el país asiático llevó adelante misiones con drones para copiar la tecnología que usan los norteamericanos, ya que su preocupación creció cuando notaron que se estaban quedando atrás. Encima, firmaron con empresas especializadas para seguir siendo un competidor en esta carrera armamentística.

Ahora volviendo a los dichos de Milley, ¿Por qué los androides serán determinantes en una década? La idea es que en dicho lapso de tiempo, se trabaje para llegar al punto máximo: que los robots reemplacen por completo al humano en la guerra, siendo ellos los encargados de pelear y de ir al frente en el combate armado, y dejando a sus inventores la tarea de únicamente dar instrucciones. Para eso, tendrán que perfeccionar las máquinas para que no tengan la posibilidad de fallar, porque una jugada en falso les puede jugar muy caro.

En medio de todo esto, la ONG Pax con sede en Holanda y que se dedica a la defensa de la paz, dejó en claro que hay que frenar la carrera armamentística robótica ya que creen que se pueden producir un caos mundial con los robots militares. “Sin normas internacionales claras, podemos entrar en una era en la que algoritmos, no personas, decidirán sobre la vida y la muerte”, hizo saber el medio BBC News sobre las declaraciones de Daan Kayser, quién es el encargado de llevar adelante el Proyecto Pax.

Guerras del futuro, asoman los vehículos autónomos

Esta clase de vehículos pueden auto conducirse y además son capaces comprender la situación que los rodea. Llevando esto al plano de la guerra, es algo similar a lo de los robots, con la diferencia que estos también pueden andar por el aire obteniendo una ventaja aún mayor: matar a distancia. De esta manera entra en dilema lo que sostenía el medio RT, ¿Por qué una persona programaría algo para que asesine a gente? Ya que antes no quedaba otra opción debido a que estaba en riesgo su propia vida, ¿Pero ahora? Quizás algún que otro sentimiento de patriotismo podría ser la respuesta acertada, aunque eso varía en cada uno.

Aún así, ya también con esta herramienta a disposición se lograría que las guerras sean peleadas a distancias y pasaría a un principal plano lo cibernético, tratando de debilitar y de descifrar lo que planea el enemigo. Posiblemente suene a ciencia ficción, pero esta tecnología ya está siendo utilizada aunque todavía no llegó a los entrenamientos, o quizás sí pero en menor medida. Drones que se manejan solos y se guían por las cámaras que tienen incorporadas ya hicieron su aparición, si a esto le agregamos que podrían ser mejorados para tener a su alcance la capacidad de destruir, estaríamos hablando de un vehículo autónomo dispuesto para luchar.

Además, podrían ser utilizados para transportar cualquier objeto que sea necesario, sin poner en riesgo la vida de un ser humano. Las máquinas harían todo el trabajo, a pesar de que siguen siendo personas de carne y huesos las que están detrás de todo. Sí son bien utilizados, estos instrumentos podrían facilitarle todo a una nación. Por otra parte, el plan robótico de los Estados Unidos y China tiene a los vehículos autónomos como una rama diferenciada, para lograr de esta manera que los expuestos en años sean únicamente aparatos.

Guerras del futuro, peleas en el espacio

La loca idea de que se deje de pelear en la tierra y se comience a hacerlo en el espacio causa risa y a la vez es poco creíble. Pero los investigadores del Pentágono invirtieron más de 300 millones de dólares para tratar de avanzar en un proyecto de nuevas tecnologías referido a los combates. Supuestamente, se alerta que otros tipos de países ya poseen armas de este tipo, pero Estados Unidos está tratando de resolver que clase de elementos se pueden aplicar para que todo funcione.

De todos modos, lo que se tiene pensado no es tan irreal: tratar de contactar los satélites para desactivar los misiles del oponente, haciendo que las barreras antimisiles no tengan un trabajo tan pesado en un futuro. Además, se cree que ya en unos años habría armas para que funcionen en el espacio ¿Se imaginan distintos tipos de artefactos combatiendo por un lugar geográfico en el cielo? Nosotros tampoco, pero todo parece indicar que así será.

Los proyectos a largo plazo están, y no es casualidad que las potencias inviertan billones de dólares al año para su poderío armamentístico. De un lado del mundo se encuentra Estados Unidos, del otro Rusia y China que no permiten que los norteamericanos dominen todo tan fácilmente. Las respuestas para cada acción que toman siempre están, sin embargo, llegar a que se desate una guerra en el espacio es hoy en día algo poco creíble aunque los procedimientos para dominar en las alturas esté en marcha.

Por esto, las guerras podrían tener una modificación rotunda en 30 años aproximadamente. No sé sabe si será tal cual está pensado ya que la ciencia puede fallar con lo que tenía estipulado, pero todo parece indicar que este sería el camino: robots, cibernética, inteligencia artificial, vehículos autónomos, conflictos en el espacio y demás. Einstein en un momento sostuvo: “No sé cómo será la Tercera Guerra Mundial, sólo sé que la cuarta será con piedras y lanzas”, y quizás tan errado no estaba. Los gigantescos avances armamentístico producen una sensación tenebrosa a lo que posiblemente pueda pasar en el planeta tierra.