Clapper txt_María Sol Muñoz_Oct_2018

El Salón Metropolitano, ubicado en el complejo Alto Rosario, fue sede de una nueva edición de la Feria Cooltura Deluxe. La cita fue a partir de las 14 horas, ambos días y culminó a las 22. Las entradas, se podían comprar al ingresar al espacio, aunque muchos estuvieron atentos días antes y consiguieron los pases gratis desde la aplicación Eventbrite. Este año, contó con 130 expositores tanto rosarinos como de diferentes partes del país. El evento es la puerta de entrada al mercado para muchos microemprendores que desean establecer su marca personal.

A la par de los stands de compras se establecieron diferentes talleres para adultos y niños. Cuatro fueron los destinados a los más grandes, en donde se pudieron capacitar en decoración y armado de objetos. Los pequeños pudieron disfrutar de espacios de cocina, arte y maquillaje, y para los que se animan aún más, costura y tejido. Solo era necesario registrarse previamente para poder realizar todas las actividades.

Lo tradicional y más

Como es habitual en la feria Cooltura, que se ubica cada domingo de abril a noviembre en Presidente Roca y el Rio, el diseño de indumentaria no pudo faltar. Se presentaron 44 stands entre ropa y accesorios. Muchos de ellos forman parte de la muestra tradicional pero también acudieron diseñadores, en su mayoría de Buenos Aires, a presentar sus productos. Las trend alert de esta nueva temporada se pudieron observar con el sello personal de cada marca.

La decoración también dijo presente con 50 stands. Se podían apreciar desde almohadones y tejidos para sillones como así también carteles y lámparas. Mil Mundos, el microemprendimiento que llegó de Capital Federal, fue uno de los que llamó la atención en la feria. Su particularidad fue la de realizar laminas murales y libros despegables, contando diferentes historias y situaciones, en la que los niños tienen la oportunidad de pintar cada parte de las figuras.

De todo para todos

En la entrada al salón se montaron sillas y mesas para degustar de la comida del lugar, luego al ingresar en la feria se encontraban los puestos gastronómicos. Uno de ellos era de La Conversión, una destilería ubicada en La Quebrada de Humahuaca, que se dedica a producir grappa de gran calidad. En su stand, podía degustarse el producto además de comprarlo. Otro de los presentes era la marca colectiva De Mi Tierra Santa Fe” que fue otorgada por el Estado Provincial como un espacio de venta para micro y pequeñas agroindustrias.

Uno de los stands destacados fue el de Santiago del Estero que, una vez más, dijo presente en el evento. Gracias al programa Plataforma Emprender, promovida por la Secretaria de Desarrollo, Ciencia, Tecnología y Gestión Pública, muchos expositores pudieron llegar hasta la ciudad a mostrar sus diseños. Entre sus propuestas se podían encontrar pequeños muebles para el hogar como también una serie de blocks de notas, pintados por una artista local, en la que contó la vida de las flores más representativas de su provincia. Todos los años se abre el cupo para poder participar del evento. Si no tuviste la oportunidad de ir o quisieras formar parte del staff, mantente informado desde aquí.