Clapper txt_Nora Posetti_Sep_2018

Oriunda de Villa Gobernador Gálvez, con sólo 19 años, ostenta 7 títulos, pero su mayor orgullo fue haberle arrebatado el cinturón de campeona Supergallo a la tigresa. Gracias a esta última pelea, Daniela es la número uno del mundo en su peso. “Nunca me lo imaginé, tenía 13 años, mi hermano boxeaba y yo queria seguirlo. Mi padre se negó al principio, pero Gustavo nos abrió las puertas y la “cabeza” a todas las mujeres de la familia”.

Es que el ADN de los Bermúdez acuña campeones, Gustavo campeón Latinoamericano, Evelyn Bermudez, la menor de las hermanas, actualmente es la campeona argentina en minimosca y su otra hermana, Roxana, ya tiene 10 peleas como profesional del deporteDaniela habla de sacrificios, de dietas y de vitaminas. “Mi papá me ayuda. Me levanto a las 5 de la mañana y corremos en una plaza que está aquí cerca, a las 7 ya estamos de vuelta y luego empiezo a entrenar en el gimnasio, tres turnos, de 8 a 10, de 14 a 16 y de 18 a 20.”

El gimnasio del que habla “la bonita” es el suyo, levantado a pulmón y con sus propias manos. Daniela ha construído, junto a su padre y su hermano, un salón decorado al estilo de la bonita, color magenta, cuadros de paisajes, lonas y bolsas de diferentes colores. Allí alberga una gran población de la zona periférica donde vive. “El boxeo es completo. Te ayuda a descargar tu ira y te forma físicamente. Aunque no lo creas, el boxeo es pura disciplina”.

Daniela “La Bonita” Bermúdez, más allá de las carencias económicas

En pleno corazón de una zona con definidas carencias económicas, el gimnasio no es sólo su lugar para entrenar. Apenas si se da cuenta del enorme trabajo social que está realizando al recibir en él una gran cantidad de jóvenes en riesgo, de ambos sexos, que a través de la práctica del deporte son contenidos. No se queja, pero pide ayuda: “No tenemos ayuda de nadie, solo un sponsor, que me provee de las vitaminas. Recibíamos un subsidio por ser campeones, pero ya no…”.

Ante la pregunta acerca de cómo es vivir en pareja y boxear, “La Bonita” se explaya, “Mi pareja me acompaña en todo, me ayuda en casa y comprende mi consentraciòn, toda la flia lo hace. Para enfrentarme a tigresa tuve que engordar, todos cocinaban para mí (se ríe). Luego, hablamos del dolor físico, de los golpes en la cara y si le preocupa que la lastimen. “No me preocupa  que me peguen en la cara, de hecho que por lo general termino con la cara hinchada, pero con hielo se calma. Y si… me duele todo cuando termino una pelea… pero tomo uno y listo”.

Daniela “La Bonita” Bermúdez, más allá del miedo

El miedo no parece ser un obstáculo en la vida de “La Bonita” a la hora de subirse al ring, ”No, miedo no, pero un poco de recelo si. Me avergüenza si no hago las cosas bién, con “La Tigresa” lo sentí mucho. Es que ella es mi referente, mi ídola.”. Una de las situaciones que la marcaron fue haber derrotado a “La Tigresa Acuña”, aunque ésta no la saludó al momento de terminar la pelea. ”Cosas del momento, la perdono, me pidiò la revancha. A partir de esa pelea, los medios comenzaron a fijarse en mì”.

Nos cuenta que le regalaron un video donde refleja toda su vida y los sacrificios realizados para llegar hasta aquí. En éste la muestra cuando juntaba cartones, trabajando de peón de albañil, cuidando a sus hermanos, y le  preguntamos por su relación con ellos. “No reniego de mi origen humilde. Cada par guantes profesional sale carísimo (y eso que no uso los mejores), y las vendas, ni te digo. Aquí vendamos a todos jóvenes que vienen a aprender, ellos tampoco pueden…”. 

Daniela “La Bonita” Bermúdez, más allá en Las Vegas

Un portón negro y una casita roja con el Gauchito Gil en ella, paredes levantadas a pulmón y un patio con el césped bien cortado adornados con troncos prolijamente colocados  indican el camino al gimnasio y dentro de él, “La Bonita” entrenando, en busca de un sueño.Me encantaría que mis hermanos sean campeones, todos. Yo los acompaño a todas las peleas que puedo,sobre todo a las mujeres. No quiero que la discriminen como a mí. En las peleas amateurs me criticaban siempre, me hacían esperar horas para salir a pelear. A pesar del camino que ya marcaron nuestras compañeras boxeadoras, la discriminación no deja de sentirse, ganamos mucho menos, los sponsors no nos tienen confianza.”

Hoy en día, “La Bonita” Bermúdez está buscando revancha con Ogleydis “La niña” Suárez, quien le arrebató el título Diamante de México, una pelea con probabilidades de realizarse en el Cesar Palace de Las Vegas lo que significaría una gran apertura para Daniela. Luego de 100 peleas como amateurs , 26 como profesional, y 7 títulos en su haber, “La Bonita” está- sin dudas- en su mejor momento.