Clapper txt_VANESA SALOMÓN_Jul_2019

El drag es utilizado como un elemento histriónico dedicado a burlarse de las nociones tradicionales de los géneros y sus roles dentro de la sociedad y la cultura. Es, también, una forma de personificación femenina y transformismo en el que la persona altera su apariencia y los patrones de su personalidad para ajustarlos al comportamiento de una mujer de caricatura. Con frecuencia exagera las cualidades estéticas asociadas a la feminidad mediante la utilización de vestuarios exóticos, peinados exuberantes y mucho maquillaje. Sin embargo, no debe compararse o confundirse con las identidades trans-género, ya que ésta implica una falta de identificación con las características biológicas y no con la creación de un personaje cómico o sátiro para el entretenimiento de la sociedad.

Delirio del Río, diferentes maneras de apoyar el colectivo LGBTIQ

Después del surgimiento de la cultura closet en la década del ´50 y de la conformación del colectivo LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans-genero, intersexuales y queers), se volvió habitual que el drag, como expresión de género, se aboque totalmente a la identidad trans. Es así como, hoy en día, forma parte de la expresión de orgullo LGBTIQ dedicándose al canto, baile, playback, concursos de bellezas y pasarelas. Sin ir más lejos, el arte drag ha tomado mucha difusión en los medios en este último tiempo, a partir de la visibilidad que tuvo Estanislao, hijo del actual precandidato a Presidente de la Nación Alberto Fernández. Conocido en la noche porteña como Dyzhy, el joven es uno de los drags queen y cossplayers más exitosos del momento.

Clapps! entrevistó a Henry Alberto Arevalo Diaz, de nacionalidad venezolana, y uno de los drag-queen más notables del ambiente rosarino por ser el vocal y la cara visible de la Asociación Civil “Osos Rosario“ fundada en enero de este año. Además, con el fin de apoyar a la comunidad LGBTIQ, Henry fue uno de los artífices del primer Pub-night de presentaciones drag en la ciudad llamado “La casa de la gorda” ubicado en calle Rioja 1161. En este salón se llevaba hasta hace poco tiempo atrás un espectáculo (sin fines de lucro) con una drag queen diferente. Hoy por hoy, se encuentran en un impasse por las vacaciones de invierno y en busca de un nuevo lugar para poder expandirse con otro formato.

A su vez, nuestro entrevistado también participó el pasado 28 de junio de la conmemoración por el Día del Orgullo Gay en el Teatro Lavardén caracterizado como “Delirio del Río”. En esa oportunidad, presentó sus performances de baile y animación junto a Osquria -drag pionera de Rosario con más de 20 años de trayectoria– quien además, lo adopto como mamá drag (algo muy común en el ambiente). Esta última trabaja también como docente en maestrías de puesta en escena, diseño y confección de vestuarios y tips de maquillaje las cuales son sustentadas por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe y cuentan con un cupo máximo de 15 alumnos por clase.

Clapps: _ ¿Cuándo comenzaste a ejercitar esta técnica?

Delirio del Río _ A los 16 años en Venezuela, en una obra de teatro que se llamaba”250, la cuba libre”. Fue ahí que interpreté a un personaje de mujer y descubrí el arte drag, aunque de más pequeño ya lo había visto por lo que era la serie Rupaul- Drag Race que ahora pasan en Netflix.

Clapps! _ ¿Qué es el drag para vos?

Delirio del Rio_ Es algo distinto, algo más artístico, si bien es un ente de moda y estética, lo que hacemos es exagerar los rasgos femíneos , por lo menos en mi caso , que el tipo de drag que hago yo es el fishy , uno de los más glamorosos y femeninos . Para mi ser una drag es ser todo lo contrario a ti como persona, es decir, no tienes que parecerte. No se trata sólo de ponerte una peluca, taparte las cejas, pintarte la cara y andar de tacones, porque eso lo hace cualquiera. Para ser drag tienes que, al menos, saber animar o hacer puestas en escena, sino… ¡ni lo intenten! (risas).

Clapps! _ ¿Cómo fue que te hiciste conocido en la ciudad?

Delirio del Río_ Por mis performances, es decir mis puestas en escena además de considerarme un reveal.

Clapps! _ ¿Qué sería ser un reveal?

Delirio del Río_ Reveal viene del inglés. Es cuando uno va develando su vestuario, es decir, cuando se lo va quitando a medida que corre el show.

Clapps! _ Y respecto a tu vestuario, ¿lo comprás o te lo diseñas vos?

Delirio del Río_ Depende de la performance que haga, a veces suelo pedir corsés prestados a otras drag amigas, o, si no, me los hago yo mismo con lo que encuentre. En el drag tienes que ingeniártela… ¡todo pasa a ser reciclable para nosotras!

Entre risas, Henry afirma que nada se tira y agrega:”hay drags que utilizan discos de vinilos o cosas que encuentran en la basura para completar su atuendo “.

Clapps! _ ¿Podría decirse que este arte sólo lo practican los hombres?

Delirio del Río _ Para nada. Si bien fueron los hombres quienes lo empezaron, las mujeres también lo ejercen: se les llama Bio-queen o Faux, que vendría a estar más relacionado con lo que es la reina de la belleza o las divas fashionistas, caracterizadas por ser súper delgadas y de piernas largas. Del mismo modo, están las drag desalineadas , las que vienen a romper con todo lo que es la estética bien puesta debido a que utilizan maquillajes exagerando sus rasgos más hacia el deformismo que a lo burlesco.

Clapps!_ ¿Suelen llamarte para eventos privados?

Delirio del Río_ Sí, me llaman mucho para despedidas de solteros o cumpleaños de 50 en adelante. Por lo general suelen ser animaciones muy divertidas, sobre todo las despedidas de solteros… esas son las mejores.

Para darle cierre a la entrevista, Clapps! indagó a Delirio Del Río, con el desafío de autodefinirse en tan solo una palabra, algo que no le resulto para nada difícil. Se describe así misma como una drag multifacética (con muchas caras y apariencias) debido a sus diferentes puestas en escena; es que en cada presentación garantiza “jamás haber repetido una misma coreo”.