Clapper txt_Julia Fernández_Sep_2018

El ejemplar narra una burda y realista historia de amor gay del siglo XXI en la cual el protagonista, Julián Delgado, despunta toda su obsesión y manía buscando al hombre que lo tiene completamente enamorado. Un hombre que no registra en absoluto su existencia. La decisión narrativa de proponer una secuencia diferente y tan natural a la vez, implica una visión del mundo audaz y veraz.

Los tiempos cambiaron, y también la manera de contar historias y posicionar a los personajes. Hace un tiempo lo más común era que el homosexual sea tomado como alivio cómico en la ficción. Era motivo de risa y distención. En esta historia bien contada y con el humor justo, Calderone se toma la situación con seriedad dejando bien en claro que es posible que la literatura, el cine y la televisión traten la homosexualidad con la altura y la naturalidad que merece.

El falso Camote, las relaciones en la era digital

Poniendo al frente de la situación términos tales como stalker, Facebook, Instragram, histeria, obsesión e ideal, el autor teje perfectamente la historia con un estupendo estilo moderno. El que no haya intentado hoy en día reconstruir la identidad de un desconocido a través de un exhaustivo recorrido por sus redes sociales, que lance la primera piedra. Y quizá sea este uno de los principales motivos por los cuales el lector mimetiza tan rápidamente con la historia.

Desde el comienzo, el novelista nos invita a formar parte de la trama de manera tal que sólo bastan unas pocas líneas para comenzar a buscar desquiciadamente al falso camote a la par de Julián. Un recorrido casi de catálogo por Facebook, las conexiones virtuales entre unos y otros, la incesante tarea de mover “clicks y caracteres” hasta dar con la persona buscada. Ya no se vuelve al lugar de los hechos, ¿para qué? si ahora tenemos Instagram. Aggiornar los hechos literarios a la cotidianeidad conlleva una lazo inquebrantable entre la historia y el lector. Imposible no entender lo que a Julián le está sucediendo.

El falso Camote, un remake de García Márquez

En “El amor en los tiempos del cólera”, de Gabriel García Márquez, apenas una simple mirada entre Florentino Ariza y Fermina Daza desata una historia de amor para toda la vida. A Florentino le bastó sólo con ver una vez a Fermina para amarla. A raíz de esto, Calderone trae a cuenta una comparación impecable: “Como poseso, Florentino pasa días enteros buscando datos sobre ella y su familia. ¿Qué diferencia había entre lo que hace Florentino Ariza y lo que hacía yo? ¿Por qué mi stalkeo en Facebook estaba mal y Florentino Ariza, fingiendo leer un libro en una plaza para espiar a Fermina Daza, estaba bien? Si en aquella época hubiera existido Facebook, ¿Florentino Ariza no se hubiera pasado los días stalkeando a Fermina Daza?”

La pluma cruda y sin tapujos de Leandro nos invita a reflexionar sobre la actualidad del amor y la obsesión. Iguales a las de antes, que no pierden la esencia madre, pero que están atravesadas por un nuevo mundo 2.0. Un amor contemporáneo donde la pasión también se da entre hombres, o entre mujeres, y ya no existen líneas concretas entre homo o heterosexualidad. Al final y al cabo todos tenemos —o hemos tenido alguna vez— un falso camote y, aunque no lo sepamos, posiblemente también hayamos sido el de alguien más. Como Martin lo fue de Julián. O como Fermina lo fue de Florentino, aún sin Facebook e Instagram de por medio.

El falso Camote, sobre el autor

Leandro Calderone es guionista, escritor y actor argentino. Nació en la ciudad de Venado Tuerto, en la provincia de Santa Fé. Como dramaturgo se formó junto a Mauricio Kartun. Televisivamente, comenzó a ser reconocido como guionista de “Casi ángeles”, destacándose por mostrar un estilo auténtico y original en lo que se venía viendo en Argentina. Fue guionista de grandes producciones televisivas como Alma Pirata, Herederos de una venganza, Los únicos, Sos mi hombre, Guapas, y Quiero vivir a tu lado. “El falso Camote” es su último libro hasta el momento.