La idea de realizar el film fue impulsada por Juan Pablo Buscarini, fanático lector de Roberto (director y productor de cine, “Tini: el cambio de Violetta”, “El inventor de juegos”). Comenzó a darle forma hace dos años cuando se puso a pensar que el formato que más honraba un cuento del “Negro” era un cortometraje. Y así fue que se preguntó por qué no hacer una peli con directores rosarinos. Se sumaron al proyecto los cineastas Gustavo Postiglione, Héctor Molina, Néstor Zapata, Hugo Grosso y Pablo Rodríguez Jaúregui.

El rodaje está basado en la adaptación de seis cuentos del grandioso escritor y humorista Fontanarrosa e interpretado por reconocidos actores locales y de Buenos Aires. La elección de los episodios tuvo que ver con cuestiones prácticas, es decir, los que sucedían en ámbitos más cercanos, y de presupuesto, ya que era bastante acotado. Producido por Carrousel Films en co-producción con la Fundación Nueva Generación Argentina, con el apoyo de empresas rosarinas, de la Municipalidad de Rosario y del Gobierno de Santa Fe.

Relatos a cargo de directores rosarinos

Los relatos que se plasmarán en la pantalla grande son: “Vidas Privadas” dirigida por Gustavo Postiglione, con Gastón Pauls, Julieta Cardinali y Jean Pierre Noher; “No sé si he sido claro” con la dirección de Juan Pablo Buscarini, protagonizado por Dady Brieva; “El Asombrado” dirigido por Héctor Molina, con Darío Grandinetti, Claudio Rissi, Catherine Fulop y Mario Alarcón; “Sueño de Barrio” con Néstor Zapata como director, la interpretan: Pablo Granados, Chiqui Abecasis y Raúl Calandra; “Elige tu propia aventura” el director es Hugo Grosso y los actores Luis Machín, Kate Rodríguez y Quique Pesoa y “Semblanzas deportivas” en formato de animación, es dirigida por Pablo Rodríguez Jaúregui con la voz de Miguel Franchi. Los seis cuentos tienen un común denominador: el humor al que nos tenía acostumbrados Roberto, sea humor negro o absurdo, son todos emocionales.

El séptimo arte hará revivir en cada uno de nosotros al inolvidable Negro Fontanarrosa; nos acercará con algunas de sus maravillosas historias al mundo del artista y del tipo simple y de barrio que fue. Nos hablará de sus pasiones, muchas de ellas están en nosotros: la cancha, el bar, las calles de Rosario, el fútbol, los cuentos, las tiras en los diarios y sus personajes, a los que supo darle vida eterna, como: Inodoro, Mendieta (el perro), La Eulogia y Boogie. Porque en cada trazo que daba con sus lápices gastados nos dejó para siempre su humor, su habilidad para el dibujo, su manera cómica de criticar las mentalidades mercenarias, racistas, machistas, a través de sus chistes negros.

Actividades de todo tipo en la ciudad del Negro

Ya pasaron diez años de la partida del Negro y en Rosario cada vez se lo extraña más, por eso, para mitigar la tristeza, desde la Municipalidad se organizaron varias actividades. Como la muestra “Fontanarrosa, el mayor de mis afectos” que cuenta con dibujos, libros, fotos, proyecciones, la recreación del bar El Cairo, charlas, juegos, dibujantes en vivo y la presencia de sus amigos, los de la “Mesa de los galanes”. La exposición se puede visitar hasta el 28 de Agosto en el Galpón 13 de la Franja Jóven del Río Paraná (Parque Nacional a la Bandera). En el mes de Julio de Miércoles a Domingos de 14 a 18 hs y en Agosto, Sábados y Domingos de 14 a 18 hs. La entrada es libre y gratuita.

Imposible no tentarse con ir al estreno de la película y de visitar la exhibición de la obra del Negro cerquita del Paraná. Es la mejor manera de poder encontrarnos, aunque sea por un rato, con el hombre tan querido y respetado, no sólo en su país, también reconocido en Latinoamérica y en España.

Roberto “El Negro” Fontanarrosa enriqueció nuestra cultura y, aunque nos dejó físicamente, su espíritu creativo y único sigue flotando por la atmósfera. Todas sus obras lo mantienen vigente, cuando nos reímos de sus cuentos o historietas, o cuando lo recordamos diciendo la palabra “Mierda” que sólo él pudo definir tan bien y de manera tan natural (en el “Tercer Congreso de la Lengua Española” que se hizo en Rosario en 2004, donde expuso una charla titulada “Sobre las malas palabras”)…ahí estará el gran Fontanarrosa mirándonos desde quién sabe dónde y haciéndonos sentir su presencia.