E’bo (voz/guitarras/síntesis digital/programaciones), Kolia (bajo), Grillo (percusión), Li (guitarra eléctrica), Clara (voz) y Eric (batería) son quienes –junto a una gran equipo– forman Los Cuentos de la Buena Pipa. Antes de una nueva “Noche Umbral”, responden nuestro cuestionario #HonestidadBrutal:

¿Cómo se conocieron?
Somos varios integrantes y con casi 10 años de deambule la pregunta tiene varias respuestas: de la escuela, de un taller de teatro, de clases de música y hasta de carpoolear.

¿En qué se inspiraron para definir su estilo?
El estilo nos es un poco indiferente. La expresión y la búsqueda de identidad en el hormiguero es lo que nos hace caminar.
La propuesta parte de no descartar herramientas de expresión y ningún tipo de influencia, conscientes o no.

¿Una palabra o idea que los defina como grupo?
Búsqueda intensiva.

¿Qué planes tienen para lo que resta del año?
Va a ser un año de guardarse y componer, grabar y probar mucho puertas adentro. Estamos ya en el 9no año de la banda y sentimos que es un momento bisagra, con muchas cosas ya maduradas y ciertos lugares de los que ya no queremos movernos. Eso nos da seguridad a la hora de encontrarnos musicalmente en el estudio y también en el escenario. Por otra parte la editorial municipal seleccionó nuestro 2do disco ¿Qué es el laberinto? para ser editado este año, lo cual nos llena de alegría así que vamos a aprovechar la ocasión para despedirlo.

¿Cómo es un show de LCDLBP?
Apostamos a una progresión rítmica y visual envolvente. Para ello contamos con un equipo increíble que nos llena de orgullo. Hoy en día la autogestión es una necesidad más que una bandera y no siempre se alinean los planetas. Por eso nos gratifica mucho poder contar con este equipo para este show en D7. Ademas de los músicos contamos con Maia Basso en visuales, mapping e instalación, Paila en instalación y montaje y Carlos Escobar en la presentación.

¿Alguna anécdota que les haya quedado grabada en la memoria?
Decía Lennon que Dios es el concepto por el cual medimos nuestro dolor. Bueno, creer o reventar. Hace muy poco, volviendo de una pequeña gira al sur de la provincia de Buenos Aires, teníamos 800 km de vuelta a casa y la chata en la que viajamos se paró por tercera vez. No estaba llegando gasoil al motor, parecía. Era de noche y hacía mucho frío, estábamos parados en una banquina muy chica, con los pies helados del rocío, cansados y sin saber que hacer. De repente cae una estrella fugaz que todos la llegamos a ver… ya sabíamos lo que le íbamos a pedir.
A los pocos minutos para un auto, un tipo grande, 70 quizás, que viajaba al norte de Santa Fe. Algo de mecánica sabía y se puso a tirarnos una mano. Cuando termina y la chata arranca el tipo va a hasta su auto y vuelve con un portafolio. Mientras buscaba algo nos cuenta, con los ojos vidriosos, que su hija acababa de morir y que ella lo había mandado para que nos ayude. Le contamos de la estrella fugaz y nos dijo “Es ella, va a ser una santa”. Encontró lo que buscaba en el portafolio, una foto de su hija para que nos acompañe en la ruta. Milena se llamaba.

Queremos saber: Minutos antes de subir al escenario, ¿qué sucede detrás de escena? ¿Hay cábala?
Hay un especie de ejercicio, preparación, entrada en calor, conexión, cábala… pero es nuestra 😉

Autobombo. LOS CUENTOS DE LA BUENA PIPA recomiendan una canción para la previa de su show:
“Todo Lo Que Hay Que” en vivo en la presentación de “¿Qué es el laberinto?” en el Centro de Expresiones Contemporáneas.

¡Hacelo sonar!

Los Cuentos de la Buena Pipa se presentan este viernes 30 junio, a las 22hs, en Distrito Sie7e (Ovidio Lagos 790) en el marco de una nueva edición de “Noche Umbral” junto a Pecera (Bs.As) y Juan Fak, quien amenizará la noche.