Kashimá, diversas propuestas teatrales para las vacaciones de invierno_Entrevista

Clapps! se encontró con las protagonistas de Kashimá, productora teatral rosarina que viene creciendo a paso firme desde hace algunos años. En estas vacaciones de invierno se vienen 3 obras imperdibles en el Cultural de Abajo: "Leer para creer", "Deformas" y "La Fábrica de los sonidos". En Clapps! toda la agenda completa de días y horarios para que los chicos y chicas tengan un espacio y un tiempo para soñar.

Clapper txt_ELVIO ALCARAZ_Jul_2019

Otra vez son las 3 de la tarde, en esta ocasión el barrio es pichincha. Nos encontramos con las protagonistas de Kashimá en La Mansión de Gogo, una casa antigua que funciona como espacio de co-working para actividades relacionadas con el arte. Georgina Guareschi, Fernanda Villa y Laura Wulfson nos esperan para charlar sobre esta productora teatral que llevan adelante desde hace 5 años y comentarnos todo lo que se viene para esta temporada de vacaciones de invierno.

Kashimá, más que una compañía de teatro

Kashimá no es una compañía de teatro, es una productora que además de crear obras, se dedica a todo lo que tenga que ver con la puesta en escena y a la venta de eso como un producto artístico”, es la primera diferencia que nos marca Laura, la actriz que lleva más tiempo en este proyecto. “A diferencia de la mayoría de las compañías, nosotras creamos proyectos para ser sostenidos en el tiempo más allá de una temporada, pretendemos y hacemos que las obras funcionen año tras año”, agrega Georgina.

Clapps!_¿Pero cómo comenzó todo? ¿Por qué están abocadas al teatro infantil?

Kashimá_Hace 5 años una compañera nos pidió que hagamos algo para el festejo de cumpleaños de una biblioteca, así que ahí creamos nuestra primer obra, “Leer para Creer”. La función fue un éxito, y eso fue lo que impulsó todo lo que vino después. Al siguiente año decidimos crear otra obra y nos dedicamos 6 horas diarias durante 8 meses a la gestación de “Deformas”. Subidas en ese tren, al siguiente año creamos La Fábrica de Sonidos. Estas tres piezas teatrales se han visto en distintos espacios, desde un piso de tierra ante 10 personas hasta llenar teatros con capacidad para 500 personas. Nosotras llegamos y no importa las características del lugar, siempre tratamos de hacer que se asemeje a una sala de teatro, quitamos todo lo que hay en esa habitación, le aportamos estructuras, luces, escenografía, etc. Es un momento tenso porque cuando nos ven que de un lugar sacamos absolutamente todo para poder armar eso, nos miran mal, es como que vamos a desordenar todo su espacio, pero todo se revierte una vez terminada la función, porque ahí entienden porque lo hicimos. Nosotras intentamos llevar el teatro lo más profesional posible a cada lugar, queremos que los chicos aprendan a ver teatro.

La última gira de Kashimá fue maratónica, recorrieron 15 pueblos en 8 días, en los que brindaron 19 funciones, y todo esto teniendo en cuenta que todo lo llevan adelante ellas tres, desde el transporte hasta el armado de la sala. Aquí Georgina marca otra clave de la filosofía Kashimera, “nosotras nos consideramos militantes del teatro”, asegura enfáticamente, “más allá de lo lindo que es recibir el cariño de la gente, nosotras lo tomamos como militancia el hecho de llevar el teatro a todos lados”.

Al momento de hablar de los hechos trascendentales que se generaron a partir de su productora, las chicas no reparan en los grandes eventos puntuales y grandilocuentes, como bien podría ser las veces que actuaron para mil personas en un día. Más bien siguen en esa línea de militancia, cuentan con orgullo que Laura lleva más de 150 funciones actuando en “Leer para Creer”, algo casi inédito entre los actores de la ciudad, que la mayoría de las veces interpretan un papel tan solo un puñado de veces. Para Fernanda su trabajo en Kashimá le cumplió un sueño, de manera muy emotiva nos cuenta que en Larguía, un pueblito con menos de 100 habitantes, la portera de la escuela las miró mal la primera vez que fueron, por el desorden que le estaban generando en el armado, “pero cuando terminó la función, la energía de esa señora había cambiado, era muy diferente. Contenta nos dijo que los chicos se habían portado muy bien, que algunos nunca habían visto una obra de teatro, es más, que ella nunca había tenido esa oportunidad”.

Kashimá, teatro infantil para las vacaciones de invierno

En esta parte del año es cuando las actividades infantiles están concentradas, llegan las vacaciones de invierno y las chicas se preparan para estar sumergidas en la sala Cultural de abajo. Ahí van a estar presentando esta trilogía kashimera. En Clapps! las recomendamos porque además ser un muy buen entretenimiento, tienen un agregado más que importante, tienen contenido. Es por eso que trabajan mucho con escuelas, porque a partir de su función, los docentes pueden trabajar desde su lugar. Ninguna de las obras subestima al niño, y eso hace que los adolescentes o los adultos también se enganchen y se diviertan. Aquí le dejamos una breve reseña de cada una.

“Leer para creer”, dejáte atrapar en el mágico mundo de los cuentos

Info_En las afueras de un pequeño pueblo, vive Malena, una niña que disfruta de jugar con su Tablet. Antes de ir a dormir, una noche algo extraño sucede: un libro mágico y misterioso aparece en su habitación. A partir de ese momento infinidad de personajes comenzarán a hacerse realidad saliendo de los libros. La niña emprenderá infinidad de aventuras junto a ellos, dejándose llevar por el rol que le toque de acuerdo al cuento que decida abrir. Malena se reencontrará con sus libros y volverá su realidad con mucho más para contar.

Deformas. Una extraña geometría de las palabras.

Info_Sofía ha deseado algo, esto se ha hecho realidad… ¿Será posible volver hacia atrás…? A través de un viaje por el País del Ignorimio, Deformas te invita a ingresar a un mundo donde la escuela ha desaparecido y las formas han perdido su molde. Un juego entre la realidad y la ficción, entre el saber… y no tanto. ¿Te animás a ser parte de esta aventura para poder revelar los secretos junto a Sofía y encontrar las formas que la ayudarán a volver a su mundo?

La Fábrica de sonidos. Donde hay música no hay ruido.

Info_Rock, Jazz y Pop trabajan en una fábrica. Rock es un viejo alquimista, Jazz es la encargada de personal y Pop trabaja en el depósito. De diferentes partes del mundo llegarán pedidos de los más disparatados: ronquidos, aplausos, el canto de un gallo entre otros. Las obreras harán de esta historia una alquimia de melodías y silencios, hasta que un día cualquiera descubrirán que los sonidos, bien mezclados… pueden generar las mejores canciones .

AGENDA_8 funciones en las Vacaciones de invierno

-6,7,12,13,14,19,20,21 de julio a las 16hs en el Cultural de Abajo (Entre ríos 579).

-Viernes 12 y 19 “Deformas“.

-Sábado 6, 13 y 20 “La Fábrica de sonidos”.

-Domingo 7, 14 y 21 “Leer para creer”

-Jueves 18 de julio “La fábrica de sonidos” a las 16hs en La Morada, San Martín 771 PA