PH_NICOLAS DI MARCO

Clapper txt_RAQUEL MARCONI_Dic_2019

Abundaba la buena onda, la bebida y las plantas de orégano. En un rincón del espacio Kike Montiel y Simon Coronel sentaron base. La fecha salió de un día para el otro, así que se las arreglaron como bien pudieron. Además tiraron un cajoncito para acompañar algunos temas, y para quien se quisiera sumarse a tocar con ellos. “La pasamos bien, fue raro pasar de ocho músicos a dos personas, está bueno, teníamos ganas de hacer esto.” dijo el guitarrista mientras relajaba después del último tema. 

El espacio es un bar cultural, con una feria americana en el pasillo que conduce al patio donde se encontraba la gente para compartir la noche con La Gringa. El repertorio lo armaron de acuerdo al lugar: “Los que nos caracteriza es que no hacemos muchos covers, sino tratar de hacer las canciones propias, pero a veces los lugares, según como está la noche, nos piden que hagamos algún cover. De las canciones que están en el disco Piruetas, elegimos lo que se podía hacer en éste formato (con dos guitarras), ya que hay canciones que no podrían hacerse porque tienen melodías de viento y con teclado por lo que se complicaría. Pero hicimos los que se podía adaptar, y metidos algunos covers de Calamaro, Los pericos, y un popurrí de rock nacional.” cuenta Kike

Otro año más suma a la banda rosarina formada en 1998. Con más de veinte años de trayectoria y después de haber atravesado diferentes épocas, Kike hace un balance de lo que fue ésta última etapa: “La gringa estuvo separada muchos años, hace poco nos volvimos a reunir. Estuvo difícil sinceramente, más que nada por la situación económica y las políticas de gobierno que hubo ya que nos cerraron muchas puertas. No hay plata y la movida es mucho más difícil para bandas independientes, es decir, de músicos que proponen sus canciones y que no sonamos a nivel masivo (en medios y ese tipo de cosas) entonces se vuelve complicado porque te piden que hagas covers, que levantes la gente y uno va con una propuesta de canciones propias en realidad. Igualmente tuvimos varios shows en el 2019, que nos fue bien y hubo convocatoria y con gente nueva también. El balance en general, por cómo estaba la movida, fue bueno.”

PH_NICOLÁS DI MARCO

El 2020 empieza con un nuevo gobierno y con políticas diferentes a las anteriores, por lo que fue inevitable preguntar si dicho cambio les da esperanza alguna para que puedan seguir creciendo y creyendo en la música. “Hay políticas de gobierno que impulsan, o le dan más bola a la cultura y otras que no. Yo creo que ésta puede ayudarnos un poco más. Igual, también, depende de la creatividad del músico. En épocas de crisis le tenés que buscar la vuelta. Quizá éste formato que hicimos hoy era porque no daba el presupuesto para venir los ochos integrantes de la banda y montar todo el espectáculo ya que es bastante caro.” reflexiona el cantante y agrega que “el 2020 tendría que venir mejor, ya tenemos dos temas grabados: “Corazón viajero” y “Vaivén”. Los hicimos este año y quedó en stand by, así que el año que viene estaría bueno sacar ambas canciones. La idea es sacar un EP, entre cinco y siete canciones, ya tenemos dos, así que a laburar, a ensayar y a grabar.

La banda la integran ocho músicos: Kike Montiel (voz y guitarra) Simón Coronel (guitarra) Juanse Badaracco (teclados) Diego “Pini” Altamore (bajo) Gustavo Coronel (batería) Mario Puntarello (trombón) Julio Cortés (saxo) Sebastián Tessei (trompeta)

Clapps!_¿Cual es la esencia de la banda?

Kike_ La Gringa va a cumplir 22 años en el 2020. Es muy loco lo de La Gringa porque lo que se conserva es el espíritu de una banda que tiene un nombre y han entrado y salido muchos músicos. Antes había otro cantante en sus comienzos, yo tocaba la batería por ejemplo. Siempre se conservó La gringa. Más allá de quien cante o quien componga. Eso está bueno porque es el valor de una banda, poder mantener el nombre durante tantos años, es un montón. Más allá de que tuvo un parate de 3 años, cuando nos volvimos a juntar hubo músicos que confiaron y que apostamos a esta formación. Esto es hobby, es laburo, es pasión, es lo que nos gusta hacer. Yo particularmente no me veo en otro lugar que no sea en la música, y los chicos de la banda también están siempre en contacto con la música. Nuestro cable a tierra es juntarse a tocar, a componer, a grabar. Es un estilo de vida. Nuestro gran deseo es que podamos seguir tocando, compartiendo y hacer música. Y después todo lo que venga bienvenido sea. 

PH_NICOLÁS DI MARCO

Clapps!_¿Cuál es el mensaje de la banda?

Kike_El mensaje de la banda es tratar de tener un amor en paz.

Clapps!_¿Y qué es la paz?

Kike_Es poder expresar lo que uno siente. Nosotros lo hacemos desde la música. Que nos inviten a tocar, que nos den el espacio y que aplaudan, más allá si les gustó o no, eso nos pacífica a la banda para poder seguir haciéndolo.

El 2019 tuvo dió sus frutos a pesar de las adversidades. La gringa estuvo haciendo nuevo material y dando varios shows en Rosario, por lo que se le preguntó acerca de la accesibilidad para hacer música en la ciudad. “Todavía escucho muchas críticas sobre la ciudad, es especial Rosario en ese sentido, por la cantidad de músicos que hay, con tanto talento y nivel. Entras a un barcito y hay una banda que la rompe, y quizá no los conoce nadie. Hay buena movida, hay buenos lugares, hay buena onda. También depende del músico, de como te moves, como laburas. Hay que trabajar para ganárselo también.” explica la voz de la banda.