Clapper txt_Victoria Rotemberg_Abr_2019

Lollapalooza argentina vivió su sexta edición y se mostró más imponente que nunca. Con más de 100 artistas en escena divididos en 4 escenarios, casitas de DJ e invitados especiales en los stands de los sponsors; la experiencia fue mucho más allá de lo musical. El arte en todo su esplendor vistió el Hipódromo de San Isidro e invitó a las más de 100 mil personas a conectarse con todos los sentidos.

Estructuras realizadas por artistas de primer nivel también estuvieron presentes. Además, la sección Rock & Recycle y el espacio de Espíritu Verde, invitaban a adentrarse con diferentes compromisos entre el medio ambiente y organizaciones que colaboran con distintas causas a nivel mundial. En cuanto a la música, el trap fue el gran protagonista, que incluso llenó el Perry’s (originalmente sólo de música electrónica) de jóvenes que entre sus rimas luchan por los derechos LGBT, el feminismo y el respeto.

Wos

Lollapalooza, Lado A: Día 1

El viernes 29 desde las 12:15, el Main Stage 1 comenzó a musicalizar uno de los eventos más importantes del país. De la mano de la banda cordobesa Telescopios, el público se adentraba a largas horas de música y fiesta. 15 minutos más tarde, el Perry’s comenzó a sonar a través de Julio Victoria y su variedad de música techno y house.

Ediciones anteriores el horario de inicio no contaba con tanta gente. Sin embargo, este año la sed musical comenzó a saciarse desde el minuto cero. Por eso, el gran ganador del freestyle, Valentín Oliva, más conocido como Wos, contó con miles de seguidores desde las 13:45hs. Con letras pegadizas que traen a colación diversas temáticas en torno a los derechos humanos y el respeto, el freestyle se mostró solidario y comprometido encarnado en cada uno de los artistas del género.

Rosalía

Por otra parte, ritmos como el jazz y el flamenco fueron reivindicados por artistas que fusionan y modernizan los géneros con toda la atención puesta en ellos. Tal es el caso de Kamasi Washington y Rosalía. El rock alternativo, de la mano de Portugal. The Man, Interpol y Bring Me The Horizon brindaban la antesala a lo que se venía después, trayendo siempre a colación temáticas políticas de gran impacto como la despenalización del aborto. El uruguayo Jorge Drexler fue otro de los artistas que generó un clima único entre los presentes, recorriendo sus grandes éxitos.

Rüfüs du Sol brindó uno de los espectáculos de música electrónica más disfrutables de la escena internacional. En tanto Post Malone, emocionado hasta las lágrimas, mencionó estar feliz por su primera vez en el país con semejante recibimiento. La primera jornada culminó con shows superpuestos entre el pop de Years & Years y Twenty One Pilots, que atraparon al público centennial con una increíble puesta en escena más allá de los éxitos musicales. El cierre, a cargo del dj Steve Aoki, explotó con una gran versión de Bella Ciao, hit de la serie La Casa de Papel, además de sus éxitos.

Lollapalooza, Lado A: Día 2

La segunda jornada arrancó con Latinoamérica a pleno. El new reggae de Yatains contagió de buenas vibras a quienes llegaron tempranito. Desde las 12:30, una de las mejores bandas latinoamericanas del género aclimató el predio. La uruguaya Alfonsina, la cordobesa Candelaria Zamar y los bonaerenses Coral Casino, abrieron el resto de los escenarios.

El multifacético Ca7riel, también deslumbró en escena y luego apareció en la presentación de Perras On The Beach. El joven es, además, el guitarrista de Wos, y en la primera jornada también se subió a compartir escenario con la joven Dak1llah, donde también se sumó Juan Ingaramo. Toda una muestra de solidaridad entre los jóvenes del freestyle y el trap, que también se visualizó con Duki, presente junto a diferentes compañerxs en shows de los tres días.

Catriel y Perras on the Beach

Candelaria Tinelli, apodada Lelé, también se subió al escenario presentando su primer disco. A pesar de lo accidentada que resultó su actuación (debido al sol, los equipos se recalentaron y no funcionaron bien), la joven se mostró simpática y agradecida con el público que se quedó bancándola firme. Por otra parte, el dúo Perota Chingó trajo una cuota de tranquilidad y linda energía con una serie de temas que incluyó el conocido “Ríe Chinito” y la versión de “La complicidad”, de Cultura Profética.

Los brasileños Los Hermanos, también brindaron gran calidez y se llevaron la solidaridad del público local, sobre todo al mencionar el descontento con la situación política de su país. La francesa Jain y el joven sudafricano Troye Sivan, se llevaron una gran ovación tras la primera presentación de ambos en Argentina. Siempre, claro, resaltando la importancia de los derechos humanos. De hecho, Sivan entonó una canción que compuso tras contarle a su entorno que era gay, exhibiendo lo lindo de quererse y aceptarse.

Foals, Juana Molina y Fito Páez continuaron completando el line up de una tarde que prometía más y más. También se vivió una Batalla de Gallos con la increíble presentación de El Misionero y su gran “¡Ruido!” alardeado por el público presente. St. Vincent y Sam Smith se mostraron felices con su primera vez en el país, y los británicos The 1975 volvieron a hacer vibrar al público local. Macklemore llenó de pop el Alternative, mientras que los Arctic Monkeys entonaron sus éxitos en el Main Stage 1. Finalmente, Tiësto brindó un cierre de lujo con hits de todas sus épocas y muchas ganas de volver al día siguiente.

Lollapalooza, Lado A: Día 3

La última jornada comenzó a las 12 con Gativideo, la banda argentina de indie psicodélico. Minutos más tarde, la activista Naomi Preizler deleitó a los presentes con sus letras contundentes y una invitación a la lucha constante. Tal es el caso de Barbi Recanati, ex Utopians que se adentró en el mundo solista tras la acusación por abuso de uno de los miembros de la banda. Además, Recanati es una reconocida representante del movimiento feminista, que lo relaciona todo con la música. Por ello realiza Podcast con toda la info sobre la historia de las mujeres en el rock.

El dúo cordobés, Salvapantallas, deleitó con su presentación que se vio demorada, aunque no fue un inconveniente para sus seguidores. Zoe y Santi se llevaron miles de aplausos. Lany, por su parte, deleitó con todo el indie pop estadounidense. Por otro lado, Lali se encargó de traer el pop local a la escena con un impactante show y, claro, la marea verde en todo su esplendor. La londinense Ama Lou también emocionó con su presentación. Una precoz artista que comenzó a componer a sus 11 años y es una de las promesas del soul y el R&B.

Barbie Recanti

Por otra parte, La Mona Jiménez trajo todo el ritmo del cuarteto e hizo bailar incluso al creador de Lollapalooza, Perry Farrell, que no dudó en felicitar al artista tras su presentación. El rock potente, a cargo de Snow Patrol y Greta Van Fleet, puso una energía única en el Hipódromo que no dejó de corear sus canciones. Clairo, que tocó al mismo tiempo que GVF, introdujo el pop más tranquilo y agradable. A la joven la sucedió en el escenario vecino Caetano Veloso junto a sus hijos Moreno, Zeca y Tom. El cuarteto brasileño enseña a canalizar todo a través de las canciones, y así, al igual que sus coterráneos Los Hermanos, se pronunciaron contra la situación política de Brasil, apoyados por el público presente.

Por otra parte, el trapero cordobés Paulo Londra hizo vibrar al público centennial con sus hits, a la vez que interactuó de distintas maneras con su gente. El joven, además, contó en el escenario con Steve Aoki. Mientras tanto, en el Alternative, Jorja Smith dio cátedra de soul. Reconocida como la posible sucesora de Amy Winehouse, la artista supo ser colaboradora de Drake y Kendrick Lamar. Por otra parte, el Perry’s continuaba llenándose de trap con la joven Cazzu, que también contó con colaboración de sus pares, Duki, Khea y Neo Pistea.

Lenny Kravitz protagonizó uno de los shows más aclamados. Con todos los hits en su haber, el artista deleitó a todxs lxs presentes. Una hora y media más tarde, Kendrick Lamar hacía lo propio en el Main Stage 1. El rapero mostró su lado más profesional cuando minutos luego de comenzar su presentación, se anotició del asesinato de su amigo Nipsey Hussle, por lo que se mostró afligido y solicitó un minuto de silencio por parte de lxs presentes, que acompañaron con las linternas de sus celulares. Finalmente, prometió volver pronto, feliz por el cariño recibido. Vicentico cerró la noche de artistas locales y, por último, Odesza le puso punto punto final a la sexta edición de Lollapalooza argentina.

Lollapalooza, Lado B: Más arte y compromiso.

Distintas actividades de diversas índoles se dispusieron en el predio del Hipódromo de San Isidro durante las tres jornadas. Stands de distintos sponsors ofrecieron actividades lúdicas con premios, invitados especiales como Santi Maratea en Chevrolet, o Radagast y Albert Baró en Axe. Motorola y Claro generaron un domo especial con música electrónica y visuales impresionantes que invitaban a tirarse en los puff a disfrutar unos instantes de relax y psicodelia. Además, se encontraban disponibles tres “casitas” con alrededor de 50 dj que musicalizaron la zona.

Por otra parte, la organización se concientizó de las más de 100mil personas que caminaron y disfrutaron durante los tres días, por lo que además de la agilización de compras con el ya implementado LollaCashless (dinero cargado en las pulseras/entradas), pusieron más puestos de hidratación, baños y distintos oasis (pequeños stands con bebida, helado y donuts para evitar las largas esperas de los foodtrucks). Otra cuota de concientización vino por el lado de los fuegos artificiales, que decidieron ser reemplazados simplemente por luces para reducir el impacto ambiental y proteger a la sociedad y mascotas.

Marta Minujín
Marta Minujín

El arte no culminó en la música. Marta Minujín, Pablo Reinoso, Cynthia Cohen y Matías Duville, fueron lxs invitadxs a participar en diversas expresiones que dieron cuenta del significado de Lollapalooza. Aquello que, en su idioma original implica “algo grandioso”, según explicó su creador, se pudo disfrutar más allá de lo musical. Las distintas intervenciones se encontraban por todo el predio, para experienciar con los cinco sentidos.

Además, los clásicos Rock & Recycle (esta vez para colaborar con la reforestación de árboles nativos en espacios verdes de Buenos Aires) y el Espíritu Verde también se encontraban disponibles. En este último, podían disfrutarse de talleres, clases, charlas, yoga, masajes, meditación, pintura, arte, percusión, entre otras cuestiones. A su vez, las ONG’s invitadas daban cuenta de la importancia de sus acciones alrededor del mundo y la concientización fue una de las protagonistas de las tres jornadas.

La Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola junto con la Embajada de Holanda, la Organización de las Naciones Unidas, Médicos Sin Frontera, Amnistía Internacional, Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO), Fundación Huésped y UNICEF; fueron las organizaciones invitadas.

No todo culmina allí, la manija no quedó sólo del lado del público. Por tal motivo, desde la organización del festival no dudaron en agradecer tras las tres grandes jornadas, y alertar que próximamente estarán disponibles las Early Birds para el Lolla 2020. ¡No damos más de la ansiedad!