Johnny Ramone”, Dee Dee: “Lobotomy: Surviving the Ramones” y Joey: “I Slept with Joey Ramone: A Punk Rock Family Memoir” escrita por su hermano. Pero no había un texto aún de Marky Ramone y Editorial Planeta lo acaba de publicar en castellano.

“Mi vida en The Ramones”, así se llama la autobiografía de Marky Ramone (Marc Bell) publicada en junio de 2015 y que este mes ya está en todas las librerías del país con traducción al castellano. Un libro que atrapa a un lector denominado eterno ramonero tanto como a un recién llegado a la música de los neoyorquinos.

La vida de un punk rock

El libro es un diálogo entre Rich Herschlag y el famoso músico Marky Ramone donde repasa su historia junto a Los Ramones ya que es el único integrante que sigue con vida y sobrevivió para contar todo en estas líneas con anécdotas muy sorprendentes y un repaso sobre su historia.

Antes que Marky Ramone existía Marc Bell. Su primer acercamiento al rock será al ver a los Beatles en el show de Ed Sullivan, “All my loving” fue la primera canción. A partir de ese día se dejó crecer el pelo. Extrañamente, quería ser como Ringo Starr. Saliendo de una adolescencia conflictiva, fue baterista de los grupos Dust y Estus. Con Wayne County y Backstreet Boys (liderada por un trans) se hará de una referencia en el under neoyorquino, lo que lo llevará a manejar las baquetas en Richard Hell & The Voidoids, otro icono del naciente punk. Este derrotero será contado animadamente en los primeros siete capítulos.

Sudamérica, la casa de los Ramones

En el tramo final del libro, Marky define a Sudamérica como “nuestra casa” y que en Argentina no parecía haber una barrera idiomática (“los fans ‘comprendían’ lo que hacíamos”). “En un país con tanta conciencia de clase como Argentina, donde durante mucho tiempo se vivió de manera opresiva, quizá los Ramones representan un cierto equilibrio en el campo de juego. No hacía falta más que unas zapatillas, unos jeans, una remera y una campera de cuero para ser uno de los nuestros”, explica.“No éramos expertos en política sudamericana, pero sabíamos que Argentina había pasado por varios regímenes militares totalitarios, con algunas pausas intermedias. El actual gobierno de Menem surgía de unas elecciones democráticas, pero hasta los más jóvenes del público tenían algún recuerdo de la última ‘reorganización’ a finales de los setenta y comienzos de los ochenta”, se explaya Marky.

The KKK took my baby away era la canción más cantada en Obras o River, pero lejos del humor desopilante de Joey hacía Johnny por un amor robado se trataba de un grito de desahogo, “pulsaba en cambio una fibra muy profunda” en la memoria de los desaparecidos.

En la contratapa nos encontramos con las recomendaciones de Peter Criss de los Kiss, Anthony Bourdain, Tommy Hilfiger y Stephen King.

De las mejores descripciones: “Los Ramones es uno de los grupos de rock norteamericano más influyentes de todos los tiempos, y su historia, contada por el único integrante que sigue con vida, Marky Ramone, es tan entretenida como reveladora.” Stephen King