Clapper txt_EUGENIO MENOTTI_Oct_2019

Si bien hoy en día se está reconociendo a los videojuegos como formas de arte, la relación entre los videojuegos y el arte no ha sido muy buena. Usualmente, los videojuegos tratan temas como el deporte, guerras y estrategia. Si existen juegos sobre arquitectura (por ejemplo, “Minecraft”) pero no sobre pintura, escultura, o arte conceptual.

Recientemente esto ha cambiado con el surgimiento el videojuego “OWW: Occupy White Walls”. Hay varios aspectos que hay tener en cuenta sobre este producto virtual e interactivo.

Occupy White Walls, 5 puntos a tener en cuenta

1- Arquitectura para el arte. Este videojuego permite utilizar diferentes objetos arquitectónicos para crear un espacio de arte y cultura. De hecho, en su sitio web, está escrito lo siguiente: “¿Quieres el Museo Hermitage, el Moma PS1 o la Torre Trump? Lo tenemos.”

2- La colección de arte. La inteligencia artificial que está integrada al juego, llamada DAISY, proporciona diferentes obras de arte, la mayoría histórica (desde el renacimiento hasta principios del siglo XX y de Europa, Asia, África y América) aunque también hay obras hechas por AI. A su vez, se hace click en el botón “Artist”, se podrá encontrar obras del mismo creador. Todavía se espera que en las próximas actualizaciones de OWW, se pueda subir obras de arte creadas por los usuarios, o si no parece una buena idea ser un coleccionista, se puede jugar con otros objetos que tiene DAISY, quien a su vez sugiere obras parecidas a las ya adquiridas.

3- El avatar. Se puede cambiar el cuerpo y usar máscaras, con diferentes colores y estilos. No obstante, se puede usar un simple maniquí de pintor como cuerpo para no parecer tan extravagante.

4 OWW, ¿Qué punto tiene crear una galería si no hay nadie que la pueda ver? Bueno, la otra gran función de OWW es que se puede ver otras galerías y pasear junto con otros usuarios y amigarse.

5- Dinero. Desde hace siglos, que el arte ha tenido una importante relación con el dinero. Pero los creadores de Occupy White Walls, querían hacer un videojuego “fair to play” por lo que es 100 % gratuito. Y el dinero que hay dentro del videojuego es ficticio, y sirve solo para adquirir obras y elementos, o para pagar la entrada a la galería de otro usuario.

Occupy White Walls, manos a la “obra”

Ahora bien, ¿cómo empezar a jugar Occupy White Walls? Primero entrar al sitio web o directamente a la pagina del juego en Steam, luego se debe chequear si la computadora en uso tiene los requisitos que el videojuego requiere y si los tiene, descargar el instalador de Steam, y finalmente abrir este software de streaming de videojuegos y con eso se podrá disfrutar de este videojuego.

Asimismo, el Inglés, Español y otros 10 idiomas están disponibles, (incluyendo voces y subtítulos). Y si bien, aún está en constante desarrollo, este videojuego seguramente será una herramienta importante en el futuro para museos, galerías, y centros culturales o para promocionar el arte creado por los mismos usuarios.