Clapper txt_GEORGINA MONFORTE_Sep_2019

Clapps!_¿Cuál es la propuesta escénica de “Reventada”?

Macarena Flores_ La propuesta escénica de esta obra consiste en mostrar dos cuerpos que están sometidos todo el tiempo a un criterio estético y moral, son centro de escena, saben que son el centro de la escena y  hacen todo lo posible para agradar al afuera que en este caso es el público. A esta propuesta actoral también se le suma una propuesta coreográfica, tratamos de mostrar también dos cuerpos programados, lo que significa que no hacen absolutamente nada librado al azar: cada foto, cada paso, cada acción tiene que ser de una determinada manera. Esto se ve reflejado en el vestuario y en la estética, objetos y cuerpos tienen que estar una determinada posición, moverse, levantar las manos de determinada manera; está todo absolutamente programado para responder al estereotipo de belleza y al “deber ser”. Todo esto que hacen logra que estos cuerpos terminen reventando.

Clapps!_¿Cómo surge la necesidad de crear una obra de teatro feminista?

Macarena Flores_ La necesidad de crear un obra con contenido feminista surge porque hace algunos años que nos encontramos militando activamente con este movimiento el cual compartimos, estamos todo el tiempo debatiendo, tratando de construir ideas, de replantearnos el orden establecido. Como actrices, comunicadoras, profesoras de teatro nos sentimos con esa responsabilidad de que cada vez que mostramos algo tenga un por qué, un para qué. Y en el caso de “Reventada” somos todas mujeres trabajando en esta obra y queríamos hacer algo con todas esas charlas cotidianas que teníamos y transformarlo en lucha a partir de esta obra.

Clapps!_¿Cómo se infla y desinfla un cuerpo al ritmo de los estereotipos de belleza?

Macarena Flores_ Es el concepto del cuerpo incómodo es nuestra principal consigna a la hora de crear dramaturgia y momentos en escena. Le agregan, le sacan, le tiran, le ponen y cómo reacciona el cuerpo a todo eso, es inflando y desinflando hasta terminar reventando de tanto plástico. La obra muestra también la estética de tanta decoración, de tener que seguir porque la moda que es tirana y tenés que estar al día.

Clapps!_¿Las redes sociales profundizan la problemática de cumplir con ciertos mandatos sociales?

Macarena Flores_ Si, consideramos que las redes sociales tienen un gran papel a la hora de estereotipar ciertos mandatos, ya sea desde la maternidad, desde el amor romántico, ni hablar del estereotipo del cuerpo de la mujer, el concepto de belleza heterogénea de la mujer rubia, alta, flaca, que siempre está contenta y que nunca se queja de nada. Estuvimos haciendo un gran trabajo de investigación sobre las redes sociales porque en el caso de esta obra además de ser dos mujeres, además son influencers que se matan entre ellas para ver quien tiene más seguidores y quien es mejor. Hoy creemos que donde más se exterioriza eso a nivel global es en las redes sociales. En la obra tomamos solamente Instagram porque vimos que es la red social que muestra solo imagen y consideramos que juega un papel fundamental.

Clapps!_¿En la obra se logra terminar con los estereotipos, apariencias y etiquetas?

Macarena Flores_ En la obra se ve muy marcado ese quiebre entre estereotipos y etiquetas cuando en una acción física el cuerpo comienza a desprogramarse, nosotras le llamamos “el momento del reviente” porque la principal consigna es inflar y desinflar hasta reventar, lo que significa reventar definitivamente hasta romper con los estereotipos y a partir de que el cuerpo se desprogramó, ahora puedo ser yo misma.

Clapps!_¿Cuáles son las expectativas para las próximas funciones el 14 y 28 de septiembre a las 21:00hs en IDAE (Entre Ríos 840)?

Macarena Flores_ Nuestro objetivo se fue cumpliendo en las funciones anteriores. Nuestro mayor deseo es tener un público heterogéneo, si bien la obra es para mayores de 13 años, nuestra idea era que venga un público diverso y que el público vaya preguntándose, se sienta identificado, interpelado o no haya estado de acuerdo y eso ha ido ocurriendo. Queremos generar conciencia social, poder visibilizar cómo te inculcan la idea capitalista de machismo desde todos lados, todos los días, saber detectarlas en las pequeñas cosas cotidianas y la obra es muy rica por eso.