Clapps!_¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando pensás en tu nueva novela “Valle de la Calma”?

Revilla_Lo primero que se me viene a la mente es miedo, terror y suspenso… amén de una promesa para los lectores: van a quedar perturbados. Hay partes que les darán repeluz. Otras, miedo.

Clapps!_¿Cuándo sentiste por primera vez que lo tuyo eran las letras o la expresión literaria?

Revilla_Desde que leí mi primera novela, cuando era un niño pequeño. Fue un boom. Tuve la dicha de hallarme desde temprano. “Esto es lo mío”, sentí. Desde entonces todo ha sido un largo proyecto de vida para eclipsar el sueño: escribir mis propias obras y publicarlas. ¡Todo muy bien con Youtube! Pero yo me metí a esa plataforma con la intención de ganar notoriedad para que una editorial me prestara atención. Tenía un blog bastante popular, pero no era suficiente. Hoy, por fin, luego de tantos años, puedo decir que el sueño eclipsó.

Fotógrafo: Ignacio Chinchilla. Producción: Inzomnia Films. Arte: Flavio Gigliotti.

Clapps!_¿Cómo se conjuga tu faceta de escritor y Youtuber? ¿Cómo es escribir en un mundo líquido volcado a lo efímero?

Revilla_Es difícil… porque las ‘obras youtuber’ tienen cierta reputación y, en algunos casos, bien merecida. Lo mío ha sido una larga lucha para demostrar que soy un escritor convertido en youtuber por conveniencia, no un youtuber que prueba suerte escribiendo. El camino ha sido largo y mucha agua corrió bajo el puente, pero por fin lo he conseguido. Me gané, a pulso, mi derecho de que un libro salga publicado con mi nombre y mi apellido, y no mi alias de Internet. Con respecto a la segunda parte de la pregunta, mi especialidad en el sitio han sido videos de terror, que perturban y dan en qué pensar a la gente por la noche, antes de dormir. Con Valle de la Calma les prometo exactamente lo mismo, pero mucho más aún.

Clapps!_¿Cómo se hace para seducir a la lectura a los más jóvenes en la primacía de la cultura audiovisual? 

Revilla_Se logra cumpliendo la promesa: darles aquello por lo que me conocieron en Internet. La gente acude a mí para asustarse, para perturbarse. A veces, incluso, para quedar con la cabeza llena de dudas. Mi libro hace exactamente eso… y da más miedo aún porque al no tener apoyo audiovisual, no te queda de otra que imaginar lo que sale ahí escrito. Y eso sólo lo vuelve peor. Mucho peor.

Fotógrafo: Ignacio Chinchilla. Producción: Inzomnia Films. Arte: Flavio Gigliotti.

Clapps!_¿Cúal es el fragmento de texto que más te gusta de “Valle de la calma”, el que crees que lo dice todo con poco?

Revilla_“No verlos la alegró. Todos ellos habían encontrado la paz, libres en el universo, volando hasta el infinito”.

Clapps!_¿La historia de “Valle de la calma” acontece en el interior de un hospital psiquiátrico.¿Tuviste algún grado de relación en tu vida con este tipo de instituciones de encierro? ¿Hay algo del personaje de Abraham Salgado en vos?

Revilla_Afortunadamente no. Pero estando inmiscuido en el mundo del horror, de los misterios, de los acontecimientos lúgubres y extraños durante tantos, tantos años, he visto cosas que preferiría olvidar. Ahora bien, con respecto a lo otro, la psicología dicta que uno pone un poco de sí en cada personaje que crea. ¿Quién sabe? Quizá yo tenga un poco de todos en Valle de la Calma.

Clapps!_¿Para qué “sirve” escribir? 

Revilla_Me parece que es la fuerza centrífuga más extraordinaria de la creatividad. No hay sensación en este mundo como sentarse y, a través de un teclado, viajar a tu propio mundo. Hundirte en tus historias. Zarpar e improvisar el rumbo. Perderte en ti. Escribir, creo a pies juntillas, es la mejor manera de ofrecerle al mundo lo mejor que tienes para dar.