Clapper txt_MARTÍN PUEBLAS_Sep_2019

DE MIC EN MIC

Como la mayoría de las historias de este tipo, esta empezó a los 16 años en una radio de barrio. Y después pasó a otra, y a otra, y a otra. Pasos pequeños, sueldos todavía más cortos pero la certeza de que estaba haciendo el trabajo al que pretendía dedicarse. Hoy todos conocen a Sebastián Wainraich, ya sea por su carrera televisiva, por su trayectoria en radio o por el teatro que lo llevó a recorrer el país. Es que aquella pretensión de vivir de lo que le gustaba parece verse realizada cuando uno hace foco en el humorista.

Wainraich_Siempre supe que quería trabajar de esto. Lo tenía claro. Puede sonar un poco soberbio, pero no me sorprende que me haya pasado porque lo busqué mucho. No quiere decir que se diera como yo me lo imaginaba, porque tampoco lo tenía muy claro. Nunca fue un hobbie, algo que hice como Plan B o mientras estudiaba otra cosa. Yo sabía que quería hacer esto y por suerte me pude dedicar.

FRÁGIL

Este sábado viene a la ciudad de Rosario a presentar su nuevo unipersonal. “Frágil” es definido por él como una comedia potente y un poco extrema. Un monólogo que sirve como hilo conductor para unir a cuatro personajes en los que se va transformando en vivo. Con una duración de casi una hora y media, el humorista porteño sale a escena y no se baja hasta no dar por terminado el show. Aunque pueda parecer que está solo, no deja de enfatizar el trabajo de dirección y producción que lo respalda para que pueda plantarse con seguridad ante un público que ya le resulta familiar.

Wainraich_Estoy muy ansioso. Parece demagogo decirlo, pero todo el país sabe que Rosario es una gran plaza teatral. Al público le gusta ir al teatro, hay mucho consumo cultural, que le gusta salir, que es participativo. Así que estoy contento y ansioso por el sábado.

Lejos de los latiguillos y las fórmulas matemáticas que pretenden esgrimirse a veces para generar emoción, Wainraich tiene dos reglas básicas que lo guían en sus producciones: nada de cursilería ni golpes bajos. Si bien sostiene que entendido de manera universal el humor no tiene límites, en su caso personal el coto está en dónde deja de hacerlo reír a él mismo. “Frágil” se presenta como un espectáculo de humor con matices que buscan que además dar gracia, quede algo resonando para el que esté interesado en escuchar. Un mundo cómico con deslices melancólicos pero sutiles y una búsqueda de equilibrio constante.

Wainraich_Es una comedia potente pero hay climas donde me permito entrar en otro lugares, un poco más dolorosos, más vulnerables. El desafío es salir de ahí con comedia también

a.P/d.P. – ANTES Y DESPUÉS DE PEÑA

Cómo todos los que trabajaron a su par, Wainraich dice que el gran quiebre de su carrera fue Fernando Peña. Si bien ya había empezado a trabajar en radios más grandes, fue en el momento en que Diego Ripoll lo suma al equipo que su carrera empieza a pisar más firme. Cuando uno escucha las historias de los compañeros de Peña en esas épocas puede ver admiración y también risa por el desenfreno.

Wainraich_Lo de Peña era más salvaje, una cosa totalmente extrema. Era ilógico, él hacía 15 personajes a la vez, cada uno con su voz, su psicología, su opinión. Y es imposible repetir eso.

Tampoco parece ser la pretensión. Aún con la influencia clara y declarada, Wainraich tiene un estilo muy propio. Sin mostrar tanto las viseras. Tanto en Metro y Medio como en sus monólogos, pareciera estar charlando. Es innegable que detrás de esa escenificación de informalidad hay una producción muy grande detrás y muchas horas de trabajo en equipo, pero ahí, quizás, esté el mérito. Uno no lo escucha porque está esperando un remate o algo un grotesco, lo hace porque es divertido. Su conversación es inteligente, dinámica y ácida por momentos. Pareciera tener en claro qué le da risa, cual es el umbral de ridículo que le queda cómodo, pero sobretodo, el timing para guiar una conversación rica. Aunque, como en el caso de “Frágil“, sea con él mismo.

Wainraich_Estoy sólo arriba del escenario, que no es poco. Pero me dirige Flor D’ Agostino que es una fundamental, y después tengo un equipo de producción que yo creo que se nota mucho en la obra. Es distinto, sin dudas. En la radio está todo el equipo presente y acá estoy sólo en el escenario como un boxeador.

REIR ANTE LO ASPERO

Sebastián Wainraich puede ser definido de muchas formas. Si uno lo cataloga como comediante, es tan certero como al hacerlo de conductor o por su faceta actoral. El factor común que pareciera unir todas sus facetas es el humor. No tanto en cuestión de chistes y muletillas, sino como forma de expresión, como método para encarar la vida.

Wainraich_Es una manera de ver la vida. Cobarde y valiente a la vez. Valiente porque a veces no encontrás el modo de comunicarte y podés decir las peores cosas a través del humor. Pero a la vez es cobarde porque ¿Por qué no lo decís de otra manera?

Pareciera no tratarse de fórmulas mágicas, ni siquiera de pretender ser gracioso constantemente. En todas sus producciones se pueden ver las partes de una construcción más compleja. Detrás de lo que dice Wainraich hay ridículo, ironía y comicidad, pero sobre todo hay un mensaje. Quizás por eso es que logra interpelar más que un conjunto de chistes. Uno no busca tomar mates con un amigo que pretende hacernos reír en el final de cada frase, sino con aquel que nos está diciendo algo y a la vez sabe encontrarle el lado gracioso. Con muchísima producción y trabajo en equipo detrás su modelo pareciera ser tan complejo como una buena charla.

Wainraich_A mí me parece que es una manera de combatir la depresión de cada uno, de combatir el vacío existencial que tenemos en esta tierra y, sobretodo, una manera de comunicarnos y cuando alguien encuentra un camino o una voz es algo hermoso.

LA RADIO PROMETE

Para los que lo escuchan junto a Julieta Pink, Pablo Fábregas y el resto del equipo de Metro y medio, saben que está ansioso por volver a Rosario desde hace un tiempo ya. También deslizó un compromiso: si su compañera de radio se encarga de llevar a sus hijos al colegio el lunes, se queda el domingo en la ciudad para ver el clásico.

Wainraich_Hay un 99% de posibilidades de que el domingo esté en el Gigante.