Clapper txt_WALTER CARRERAS_Jul_2019

Clapps!_ ¿Cómo llega la literatura a tu vida?

Bilsky_ La literatura me acompañó desde la adolescencia, cómo lector primero y paralelo a eso comencé mi aventura con la escritura. Al principio sin tener en claro la idea de publicar, simplemente lo hacía como un ejercicio hasta que logré captar que ambas se complementaban. Me gustaba leer con voracidad, leía de todo pero hubo un momento en que leer me produjo una impresión muy fuerte, un descubrimiento de que ahí en la literatura había un potencial muy importante, que produjo un cambio en mi vida. A partir de ese momento no paré de leer ni de escribir, si bien comencé a escribir a los 15 años, recién después de los 50 publique mi primer novela. Escribir es una cosa, pero publicar es algo totalmente distinto y esto se debe a que la escritura no es lo mismo a la hora de darle forma de libro a eso que escribís.

Clapps!_ Al momento de mostrar tus escritos, ¿Fue un largo proceso?

Bilsky_ ¿Qué si costó? Muchos años de psicoanálisis me costó, diste en el clavo. Me costó la exposición, el poder sacarlo afuera, tenía muchas cosas escritas pero escondidas y cuando lo tenés escondido se encuentra en un estado larval. A veces uno tiene que volver a lo escrito, y no es sólo corregirlo, es darle una forma tal para que a la hora de salir a la luz, sea de la mejor manera posible. Uno piensa o por lo menos yo pienso en quien va a leerlo y esa dimensión me ver el texto con otro criterio. Aunque después de muchos años de leer y de dar clases, me di cuenta que uno escribe como puede, o que simplemente lo hace de una manera por decirlo correcta, pero sin saber si para los lectores es la correcta.

Clapps! ¿En qué momento nace en vos, la necesidad de volcar lo escrito en un libro?

Bilsky_ Es muy nueva está experiencia de publicar, muy importante y muy agradable, es más que una exposición, es mucho más profundo que eso por qué la lectura de los lectores/as completan el texto. Una cosa es el texto y otra totalmente distinta es la obra en si, la palabra texto significa tejido, es una propuesta, una pregunta que uno lanza pero eso no está completo. Muchas veces aunque parezca que un texto está completo, no es así, siempre falta algo y eso justamente es la lectura. La lectura es creativa, no es algo pasivo. No es el esquema típico de la comunicación emisor – receptor. Eso puede funcionar en determinadas comunicaciones, yo creo que rara vez funciona por qué la lengua no es un instrumento, la lengua no es algo que se utiliza, es ella quien nos utiliza para comunicar, aunque muchas veces además de comunicar, la lengua oculta. Si hay algo que descubrí a medida que empecé a publicar es que los lectores y lectoras se convierten en coautores del texto y eso es algo gratificante para mí, el texto se convierte en obra recién cuando es leído. Tengo la suerte de recibir muy buena lectura de mis lectores y eso es algo que me complementa por qué hay lecturas que están en el texto y uno como autor no las ve, un texto cuando lo liberas, deja de pertenecer al autor.

Clapps!_ Hoy en día ¿Se lee en menor proporción?

Bilsky_ Es obvio que se lee menos, el tiempo que le dedicamos a Facebook, WhatsApp, Instagram, no es una crítica a las redes sociales por qué en si todos somos presos de esta realidad, Hay algo más profundo. Hay estudios muy serios que demuestran que las redes sociales están cambiando nuestra percepción de lectura, hoy en día un alumno ya no retiene todo lo que lee. El tiempo que le dedicamos a todo esto, quita sin dudas tiempo de lectura, a esto agrégale otras plataformas que invaden con series y demás. El acto más revolucionario es estar desconectado leyendo un libro, tres horas, cuatro horas, cinco horas. Pero hoy en día es algo impensado, no es una crítica. Es una descripción.

Clapps! ¿Cómo describís a “Taxi”, tu nueva obra literaria?

Bilsky_ Taxi es un género policial, sinceramente no es un género que haya leído mucho pero tampoco es que lo desconozco por qué he leído de todo. Me metí en este género policial, más por la construcción del personaje, un psicópata, un asesino por un lado. Por otro lado el género policial te permite cuestionar si la violencia de un psicópata, es explicable a través de una violencia individual o sí bien esa violencia está más allá de lo individual o sí interroga un contexto social. Este personaje que es un asesino serial que mata, descuartiza a sus víctimas y mediante una máquina de coser mezcla esos restos con menudo de pollo, con eso crea una ciudad biomecánica para poblar una ciudad donde desarrolla sus ideas oscuras. Hoy en día abrís el diario y te encontrás con el cadáver de un padre inmigrante junto al de su hijo, ahí te das cuenta que la realidad interpela cualquier clase de ficción y se termina quedando corta. Siempre la violencia termina siendo sistemática, la violencia del sistema capitalista, neoliberal, termina siendo el mayor asesino. Ahí es cuando me pregunto ¿Quien es mas asesino, si este loco psicópata, o los gobiernos de turnos que hacen de lado la realidad? El primer capítulo de esta historia es la confesión de este psicópata, yo soy un asesino dice, pero ustedes que me juzgan son más asesinos que yo, me cago en todos ustedes, haciendo referencia a los jueces. Al menos este loco se hace cargo de sus crímenes. Pero en esta realidad, ¿Quién se hace cargo? El libro habla de la violencia y el odio que hay en la sociedad.

Clapps! ¿Qué expectativas tenés del libro?

Bilsky_ Como cada vez que me toca lanzar un libro, espero la devolución de mis lectores y lectoras que para mí es muy importante, cómo te dije antes, ellos son una parte fundamental del libro. Son los que terminan de darle fin a la obra.

Clapps!_ Por último, la cabeza de un escritor es una máquina imparable de generar contenido. ¿Hay algún contenido próximo después de “Taxi”?

Bilsky_ Ya hay un libro nuevo en mi cabeza sobre un viaje a Vietnam. Más que un libro sobre Vietnam, es sobre cómo quedó mi cerebro estando en Vietnam. Lo que pude escribir en el estado mental que me dejo ese viaje, espero pronto poder estar anunciándolo.