Clapper txt_Pau Turina_Mar_2019

Victoria pensó en algún momento ser arquéologa, y esta publicación se trata en parte de hacer realidad ese sueño. Viajó al norte argentino y después a Perú. Se fascinó con la cultura andina, pre incaica e incaica. En esos viajes, realizó un registro fotográfico que después transformó en un registro gráfico. Una vez en Rosario, empezó a investigar más sobre las prácticas de esas culturas y su arte. Así comenzó esta serie de dibujos que integran la publicación.

Cuando era chica, su papá le compraba la revista Billiken que tenía material sobre mayas, aztecas e incas que se las estudiaba casi de memoria y usaba para complementar lo que aprendía en la escuela. Asegura todavía tenerlas guardadas, como esas reliquias de la infancia que pensamos atesorar por siempre.

Victoria Rodríguez, otras culturas

Obviamente en esas revistas todo era muy sintético pero igual había algo de esas culturas que me interesaba mucho. Creo que esas culturas me atraen más que otras porque sus motivos, las cerámicas, los decorados, son diferentes al canon de belleza griego con el que nos educan el ojo en general en las bellas artes. Ese entusiasmo arqueológico viene también de algunas enciclopedias que leía y de unos viajes con mi papá y mi mamá a las ruinas de Cayastá en Santa Fe y a un yacimiento de Neuquén, en la Patagonia, que se llama El Chocón y donde encontraron restos de dinosaurios. A partir de esa experiencia tuve una época en la que decía que quería ser paleontóloga, pero duró poco. Después, de grande, en una materia de la facultad que se llama Problemática del Arte Latinoamericano, vimos cómo los muralistas mexicanos retomaban temáticas que tenían que ver con la cultura mesoamericana y lo primitivo y calculo que así me di cuenta de que todo esto me iba a gustar para siempre”, dice la ilustradora.

Quisiera haber sido arquéologa en Perú en los años 30″ también es una reivindicación del lugar que tenían las mujeres en esa profesión por esos años. Es por ese motivo que la autora recupera la figura de Viktoria María Reiche, una arquéologa que casualmente comparte nombre con ella. Ésta arquéologa, muchas veces invisibilizada por la historia, investigó las Líneas de Nazca en Perú. “Es un gesto a favor de la visibilización de todas las reliquias que muchos no saben que existen pero sobre todo una especie de revancha por las mujeres de la arqueología”, menciona en el libro.

Victoria Rodríguez, un libro museo

La autora visitó el Museo Larco en Perú, un museo arqueológico muy importante del país y de Latinoámerica. Después volvió a Rosario, armó una muestra en la Fundación Osde curada por Pauline Fondevila, que le propuso profundizar sobre la temática, y fue así como la muestra devino en textos y luego en libro. También hace unos años, tuvo la posibilidad de visitar el British Museum en Londres, donde se sintió sorprendida por la cantidad de piezas de arte egipcio y pre colombinas que se exponen. “Cada una de esas piezas son distintas y únicas, realmente tienen una concepción de las proporciones y de lo bello que son increíbles. El arte pre colombino y pre incaico tienen un canon de belleza muy distinto al griego, que es el que más estudiamos en Bellas Artes”, reflexiona.

Victoria dibuja todos los días, como mínimo ocho horas al día, a veces duerme poco, a veces un poco más. En cuanto a lo que le depara el futuro, tiene ganas de seguir trabajando con diferentes colecciones de museos. Hace poco realizó una muestra en el Museo del Humor de Buenos Aires donde trabajó con piezas del Museo de la Inmigración. Y dice: “Me interesa la historia, y ese museo también tiene mucho que ver con quiénes somos como cultura actualmente. Mi idea es seguir conociendo otros y poder continuar investigando sobre otras culturas”.

La presentación de Quisiera haber sido arquéologa en Perú en los años 30 es este jueves 28 de marzo a las 18:30 en el Museo Histórico Provincial “Dr. Julio Marc” ubicado en el Parque Independencia. “Este museo tiene una colección muy importante de piezas pre incaicas, y que antes de hacer este libro no tenía idea que estaban en Rosario. En este marco me pareció pertinente hacer ahí la presentación del libro para visibilizar su colección de piezas”, expresa la autora. En la presentación Victoria conversará con Lucía Rodríguez, periodista, y Nancy Genoves, integrante del Área de Arqueología del Museo.