Clapper txt_Geri Fredes_Oct_2018

Afirmar que Rosario es la cuna de la moda sería algo muy acertado, ya que es la ciudad que ve nacer a un sin número de diseñadores emergentes cada año. Y si bien aún nos falta mucho por recorrer para que sea considerada un lugar reconocido por sus marcas o diseños de autor, estamos muy bien encaminados a serlo. Hay muchas promesas de la moda que cada año se hacen presentes en el CEC (Centro de expresiones contemporáneas) gracias al apoyo de la Municipalidad de Rosario, en este evento realizado una vez por año. Cuyo propósito es mostrar colecciones primavera verano de cada marca. Este evento da el pase libre a todos aquellos que se estén iniciando en el mundo de la moda a mostrar lo que hacen.

Este es un espacio que les brinda la seguridad a estudiantes de indumentaria y diseñadores en general, tener la posibilidad a futuro de mostrar sus propias colecciones y empezar a ganar reconocimiento y que a la vez su marca comience a tener visibilidad en el mercado. EnVestidas se lleva a cabo en el término de dos días, y como no podíamos quedar afuera, Clapps! estuvo presente este año, el pasado 28 y 29 de septiembre.

PH_YANINA TOMAS

Clapps! Hablo con Charly, creador de FANCY IND al respecto de cómo es ser diseñador independiente en la ciudad de Rosario. “Ser diseñador independiente en Rosario no es tarea fácil, ya que la competencia cada vez se torna más fuerte, y el público más demandante, quieren todo ya.” Afirma, y continua: “Requiere de más esfuerzo y ese es un desafío que nos encanta para superarnos temporada tras temporada. El diseño local se va instalando en el público joven con fuerza valorando la creatividad del talento local.”

Por otro lado hablamos sobre el significado que tenía este evento para los diseñadores locales. ”EnVestida es una plataforma que permite mostrar el trabajo de muchos diseñadores locales. Para Francy es uno de los eventos más importantes del año, ya que es el único que permite mostrar primavera en la pasarela”,  nos contó Charly Escobar. Deteniéndonos ahora y haciendo un punto en los diseños, en la calidad de la indumentaria y en la puesta en escena, debo decir que me sorprendieron gratamente. Los diseños de este año tuvieron mucho que ver con el estilo de cada autor, eran muy personales, y se notaba que había algo de ellos en cada una de las prendas. Lo que más impactó fue el desfile en general. La atmósfera creada por la iluminación y la locación, acompañada por la elección de la música hacía del evento algo realmente agradable y llevadero.