Clapper txt_LUCAS CALOMINO_Jul_2019

Son varias las consecuencias que lleva a los autores a escribir canciones. Ellos se destacan por la capacidad de saber llegar a nosotros utilizando su enorme talento para describir historias que pueden ser reales o no. Estos relatos suelen estar relacionados a cuestiones tales como la pérdida de seres queridos, conflictos con las drogas, historias políticas, amores correspondidos y otras tragedias. Todos tienen su encanto y habitualmente vuelven hermosos relatos que fueron espantosos en su momento, además muchos sostienen que para redactar una canción tenés que tener algo que contar o algo que reprocharle al sistema.

No es casualidad que los cantautores más reconocidos son los que justamente tuvieron que pasar por momentos difíciles en diversas etapas de sus vidas. Frecuentemente, el hecho que se transcribe queda escondido por detrás de esas líneas que tienen algo para expresar más allá de la música misma. A continuación te presentamos 5 éxitos que nos quieren decir algo más de lo que se oye, con la particularidad de que todos ellos fueron creados por una causa: exponer una realidad.

1-LA OREJA DE VAN GOGH – “JUEVES”

Escrita en el diario de una pasajera que se trasladaba en uno de los trenes de Madrid cuando se produjo el atentado del 11 de marzo del año 2004 en el que murieron 192 personas, entre ellas, dicha viajera. La letra cuenta sobre cómo la chica está enamorada de un joven que ve a menudo en los vagones aunque nunca dialogó con él: “Te sientas en frente y ni te imaginas que llevo por tí mi falda más bonita, y al verte lanzar un bostezo al cristal se inundan mis pupilas”. El texto fue encontrado después de la explosión de las bombas y los integrantes del grupo musical decidieron dejar pasar cinco años para dar a conocer la canción ya que manifestaron que no se querían aprovechar de la catástrofe en el momento porque luego iban a ser calificados como oportunistas.

El final de la narración termina con ese jueves 11 de marzo cuando la joven decide hablarle después de que transcurrieran varios meses sentados enfrente todos los días sin decir ni siquiera algo. “Y entonces ocurre despiertan mis labios, pronuncian tu nombre tartamudeando. Supongo que piensas: ¡que chica más tonta!, y me quiero morir”. Luego la letra culmina con la muerte de la autora y su beso que tanto soñó. “Te encuentro la cara gracias a mis manos, me vuelvo valiente y te beso en los labios, dices que me quieres y yo te regalo el último soplo de mi corazón”.

2-JOAQUÍN SABINA – “DIEGUITOS Y MAFALDAS”

Una canción dedicada a la argentina Paula Seminara que le transmitió al gran cantante la pasión por el Club Atlético Boca Juniors. La historia cuenta que la joven decidió ir a verlo en el año 1998 con una amiga y como no se pudo llevar un autógrafo esa misma noche, decidió volver al día siguiente para dejarle una carta. La fortuna de la muchacha fue inmensa ya que terminó cenando con Joaquín. En la letra queda plasmado el gran amor que le tenía Paula al equipo ubicado en La Ribera y, a pesar de que el español manifestó de que nunca fueron a la Bombonera juntos, se encontraban en bares de San Telmo para apreciar los encuentros de fútbol. Ella vivía en González Catán y es por eso la frase que se encuentra escrita: “De González Catán, en colectivo, a la cancha de Boca por Laguna, va soñando -hoy ganamos el partido-la niña de los ojos de la luna”.

La particularidad es que la joven era casi 28 años menor que Sabina, que dicho sea de paso, terminó con el corazón roto por algunos engaños y demás situaciones que hicieron que todo terminara. “¿Y por culpa de quién? del amor de una mina, ¿Y total para qué? si al final se rajó con un pibe, que le prohibe a mi ex ir a verme al Gran Rex, cuando estoy de visita”. Aunque, si nos remontamos al año 1998 cuando sucedió la historia, todo terminó genial para la institución que se involucra en estas melodías y también para ellos dos: “Aquel año Boca salió campeón, en la Bombonera. Ninguna bostera se puede quejar aunque le sobre razón, si pinta rameras con el corazón y con las caderas”. Décadas después se reencontraron para cenar, aunque ya no lo hicieron de manera solitaria como aquella vez sino que años de más se hicieron presentes como así también los hijos de Paula.

3-LOS TWIST- “PENSÉ QUE SE TRATABA DE CIEGUITOS”

Se promocionó por primera vez en octubre del año 1983 en Argentina, país que se encontraba bajo la dictadura militar. Su autor fue Pipo Cipolatti en el que expresó de forma irónica y sarcástica un acto que era común en aquellos años: la detención a personas que transitaban en la vía pública por su aspecto, ideología o prácticas políticas. “Bajé en Sarmiento y Esmeralda, compré un paquete de pastillas renomé. En eso siento que un señor me llama, al darme vuelta me di cuenta que eran seis: muy bien peinados, muy bien vestidos y con un Ford ¡Verde!. Pensé que se trataba de cieguitos, anteojos negros usaban los seis. Al llegar me dijeron buenas noches, ¿Dónde trabaja? ¿Dónde vive? ¿Usted quién es? acto seguido: me invitaron a subir al Ford”, dice un breve fragmento de la composición explicando como comienza dicha historia.

Lo llamativo es que este hecho fue real aunque Pipo lo cuenta mezclando drama y comedia. Cuando sonó en un escenario por primera vez se dio el acto que al terminar el show fue detenido por dos oficiales por ser gracioso, su padre que era policía logró sacarlo de la cárcel a las pocas horas. “Llegamos a un edificio y comportándose con toda discreción, me sometieron a un breve interrogatorio que duró casi cuatro horas y fracción. Se hizo muy tarde, dijeron, no hay colectivos, quédese ¡Por favor!”, continuó el gran acierto que tuvo un total de 120.000 ventas el disco. En el final del hecho demuestra que todo culminó de la mejor manera luego de haber pasado 72 horas detenido: “A los tres días de vivir con ellos de muy buen modo me dijeron¡Váyase!, me devolvieron mis cordones y mi cinto, los tenían ellos no les pregunte porque, cuando salía, me prometieron, lo aseguraron, lo repitieron, ¡Nos volveremos a ver!”.

4-SODA STEREO – “TÉ PARA TRES”

Compuesta por Gustavo Cerati detalla una situación espantosa por la que tuvo que atravesar él junto a sus padres Juan José y Lillian. Un día a la tarde, mientras tomaban té los tres, abrieron el último análisis que determinaría si su papá poseía o no cáncer. “Las tazas sobre el mantel, la lluvia derramada, un poco de miel, un poco de miel, no basta”, detallaba Gustavo. Los resultados fueron los peores ya que el cáncer de Juan José era terminal según lo que marcaban los estudios. Cerati captó ese momento y lo convirtió en canción: “Cegó nuestras miradas. Te vi que llorabas, te vi que llorabas por él”, haciendo referencia a las lágrimas de su mamá y teniendo siempre presente el té que era una costumbre en la familia: “Un sorbo de distracción buscando descifrarnos. No hay nada mejor, no hay nada mejor que casa”.

5-BERSUIT VERGARABAT – “EL VIEJO DE ARRIBA”

Uno de los temas más emblemáticos de la Bersuit tiene una historia bastante impactante pero que los músicos supieron encontrarle la vuelta para hacerla divertida y alegre. Todo transcurrió en el año 2000 en el departamento del tecladista Juan Subirá e involucró también a quien era el cantante en aquel entonces Gustavo Cordera. Por su parte, el viejo de arriba era un vecino de nacionalidad peruana y era apodado como “Gato Félix”. Dicho hombre se quejaba constantemente de los ruidos producidos en el hogar de Juan y decidió agredirlo con un arma: “El viejo de arriba me quiere limpiar, pero no creo que pueda arreglar esta cabeza no quiere frenar, no está tranquila”. Las consecuencias fueron graves en un primer momento ya que Subirá recibió dos disparados en su rodilla izquierda y Cordera se refugió logrando que ninguna bala lo impacte. Cable aclarar, que mientras se produjo el hecho dichos músicos estaban en un estado de ebriedad: “No es una herida, es un hueco de amor bala perdida en un trance de alcohol bebido me río sin buena razón, no cazo una”.

En la canción describen al peruano como una persona amargada y que no sabía disfrutar de su vida, agregándole que quería entristecer la de los demás también: “El viejo de arriba no sabe vivir, no dejo que pinte mi cielo de gris y de ningún modo voy a permitir que me entristezca”. A pesar de todo esto, la joda siguió en el departamento con el correr de los días y por suerte las consecuencias no fueron peores. “Nadie lo podrá impedir esta noche iré hasta el fin con los locos, los borrachos, con las putas y los guachos”. El tema se encuentra en el disco denominado Hijos del Culo y hay una canción dentro del mismo que se llama “Canción de Juan” en el que relata el traslado del lesionado al hospital para tratar de urgencia su pierna.